Racing a punto de ser campeón, River acecha

Después de cinco victorias consecutivas, Racing Club tendrá que hacer un último esfuerzo para consagrarse el domingo campeón del fútbol argentino por primera vez en 13 años y con Diego Milito en la cancha como en aquel glorioso día. River Plate es el otro aspirante al título, pero sus posibilidades son menores ya que no depende de sí mismo.

Racing, que llega a la última de las 19 fechas incrustado en la cima con dos puntos de ventaja sobre su escolta, recibirá a Godoy Cruz, ubicado por debajo de la mitad de la tabla, y River visitará al colista Quilmes.

Sin presencia en torneos internacionales y eliminada de la Copa Argentina, la corona sería la única sonrisa del año para la "Academia", mientras que los "Millonarios" acaban de ganar la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional de Medellín y también fueron campeones del anterior torneo argentino.

"Tenemos que tratar de abstraernos de la euforia de la gente, porque aún no hemos ganado nada", dijo el capitán y atacante Milito, máximo ídolo de la hinchada racinguista por su estupendo presente que incluye seis goles, y por haber integrado el equipo campeón en el Apertura de 2001 con Reynaldo Merlo como técnico. Ese título fue el primero en 35 años.

"Para mí, el título sería coronar mi carrera con algo tan deseado; cuando hablo de un sueño, es esto. Lograrlo sería algo único para mí", agregó Milito, quien regresó al club de sus amores tras 11 años en el fútbol europeo, donde entre otros títulos ganó la Liga de Campeones de 2010 cuando convirtió un doblete para el Inter de Italia en el 2-0 ante Bayern Munich en la final en Madrid.

Ambos equipos llegan a la definición por la corona como ocurrió en 2001 cuando Racing necesitaba un punto para consagrarse campeón y lo obtuvo en un empate 1-1 con Vélez, mientras que River goleó 6-1 a Rosario Central pero de nada le sirvió.

Si River gana esta vez, Racing necesitará hacer lo propio para dar la vuelta olímpica. En caso de igualdad en puntos, algo que ocurriría si River gana y Racing empata, se jugará un partido decisivo en cancha neutral posiblemente el miércoles.

Además de Milito, el equipo que dirige Diego Cocca tiene otras figuras destacadas como Gustavo Bou, autor de 10 goles y que se inició en River en 2008 y jugó en Liga de Quito en 2013; el arquero Sebastián Saja, quien hace cinco partidos que conserva la valla invicta, y Ezequiel Videla (Universidad de Chile 2012-13), una garantía en el centro de la cancha para cerrar espacios y recuperar el balón.

Un final impensado tendrá este torneo ya que Racing merodeaba entre el cuarto y quinto puesto y marchaba con ocho puntos menos que River tras la fecha 13. Pero la "Academia" desplegó sus alas al cosechar el ideal de 15 unidades en las cinco últimas fechas, y saltó a la cima a expensas de un River que apenas sumó cinco puntos, mientras Lanús, Independiente y Boca Juniors, que terminaron el campeonato en ese orden, también se fueron desinflando.

La ventaja de dos unidades para Racing se mantuvo en la fecha anterior cuando la Academia venció 3-0 a Rosario Central, con dos de Milito, y River derrotó 3-2 a Banfield, con un doblete de Fernando Cavenaghi entrando en el segundo tiempo.

El grueso de la última fecha se jugó el pasado fin de semana, pero los dos partidos con los aspirantes al título se postergaron por un pedido de River, amparado en el reglamento, por su participación en la final de la Sudamericana.

"El torneo lo vamos a pelear hasta el final", afirmó Cavenaghi, quien saldría de entrada en el ataque del equipo que dirige Marcelo Gallardo por el colombiano Teófilo Gutiérrez, quien sufrió una distensión en la pierna derecha en la victoria el miércoles 2-0 sobre Atlético Nacional. "Tenemos que ganar nuestro partido y esperar, porque nadie dijo que Racing ya salió campeón".

Con boletos agotados apenas puestos a la venta, se esperan más de 60.000 personas en el "Cilindro" de la ciudad de Avellaneda, mientras River no tendrá aliento en Quilmes ya que la presencia de público visitante está prohibida por la violencia en las canchas.

Racing, que en 1967 le dio a Argentina su primer campeonato Mundial de clubes, tiene una de las hinchadas más fieles y seguidoras del país, aunque a su vez es la más sufrida entre los equipos grandes por sus escasos éxitos.

Cuando se consagró campeón por última vez en 2001, la Academia llenó dos canchas a la vez: la de Vélez, --por entonces se permitía el ingreso de hinchas visitantes-- y la propia, en este caso con todos aquellos que fueron a festejar de antemano al "Cilindro" de Avellaneda.