Escándalo salpica a presidente petrolera boliviana

Una funcionaria acusó al presidente de la estatal petrolera boliviana de acoso sexual después de que éste la denunciara por corrupción en un escándalo que sacude a esa empresa.

"Es una venganza de él (Carlos Villegas) porque en varias oportunidades me acosó sexualmente", denunció Selva Camacho a periodistas tras declarar ante la fiscalía el jueves en la noche.

La oficina de prensa de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) dijo el viernes en un comunicado que Villegas demandó antes a Camacho por "difamación e injurias".

Las acusaciones de Camacho, atacan "mi reputación, honor y honra", dijo Villegas, quien se encuentra fuera del país en misión oficial, según el comunicado.

Villegas denunció a Camacho por conformar un "clan familiar" para favorecerse de licitaciones en servicios de publicidad y catering.

Camacho, quien era encargada de almacenes en una subsidiaria de la estatal y el jefe de comunicación de la compañía fueron detenidos junto con otros cuatro personas.

Los cinco son investigados por enriquecimiento ilícito, daños al Estado e incumplimiento de deberes y el daño alcanzaría un equivalente de 430.000 dólares, dijo el fiscal Leopoldo Ramos.

Villegas nombró a Camacho como su jefa de prensa cuando fue designado ministro de Hidrocarburos a fines de 2006.

En 2009, Camacho pasó a ocupar similares funciones cuando Villegas fue designado presidente de YPFB tras un mayúsculo escándalo de corrupción por el cobro de sobornos que derivó en la destitución del anterior ejecutivo de la empresa.

En las próximas horas un juez decidirá la suerte de Camacho, quien podía recibir detención en su domicilio debido a que tiene una hija de tres meses, anticipó su abogado.

En 2013 otro gerente de la petrolera estatal fue detenido y procesado por presuntas irregularidades en la compra de terrenos en el centro del país, donde se construye una planta petroquímica estatal.