Hermandades negras difieren ante las protestas

Las recientes protestas contra los asesinatos de Eric Garner y Michael Brown a manos de policías blancos han creado un dilema para las fraternidades y hermandades femeninas negras de Estados Unidos: para seguir siendo relevantes en la comunidad negra necesitan participar, pero protegiendo su reputación si las manifestaciones se tornan violentas.

Las presiones de la competencia quedaron expuestas el pasado fin de semana cuando miembros negros y ex alumnos de fraternidades participaron en protestas en todo el país y dos hermandades pidieron a sus miembros que no usasen sus símbolos en manifestaciones para no avergonzarlas.

Muchas de las nueve hermandades históricamente negras --conocidas colectivamente como "Las Nueve Divinas"-- nacieron del conflicto racial en el país. Fundada en los campus universitarios a principios de la década de 1900 cuando los estudiantes negros se enfrentaban a prejuicios raciales y a la exclusión, un siglo más tarde se enfrentan a su papel en las protestas más recientes.

Hubo un momento en que las fraternidades negras estaban en la vanguardia de la lucha por los derechos civiles, pero esos días se han perdido en la memoria, dijo Gregory Parques, profesor asistente en la Escuela de Derecho de la Universidad Wake Forest y miembro de la fraternidad Alpha Phi Alpha.

"Estas organizaciones, ya se hable de fraternidades o hermandades, sí tienen un impacto directo o indirecto en la búsqueda de la igualdad social por parte de los afroamericanos en el siglo XX", dijo Parks, pero recientemente "voces de estas organizaciones han estado ausentes de forma clara en lo referente a la justicia racial y la igualdad social".

La norma impuesta últimamente por las hermandades femeninas se produjo tras la publicación de una foto en la portada del periódico Dallas Morning News en la que salía una mujer vistiendo una camiseta de Delta Sigma Theta durante una de las protestas luego de que jurados investigadores decidiesen no procesar a los policías responsables de los asesinatos de Brown y Garner. De pie, detrás de la mujer, había un policía preparándose para detenerla.

"Siéntete libre de usar los colores de nuestra hermandad, pero ABSTENTE de usar las siglas y/o símbolos de Delta Sigma Theta Sorority Inc. como señala nuestra política", dijo la organización tras la publicación de la imagen.

La fraternidad Alpha Kappa Alpha también dijo a sus integrantes, exclusivamente mujeres, que podían vestir los colores del colectivo pero nada que las identificase como miembros.

La imagen y normas posteriores provocaron comentarios encendidos en medios sociales. Muchos dijeron que estas organizaciones deberían estar al frente y en el centro de las protestas y no preocuparse por su imagen. Algunos hicieron llamados para no respetar las nuevas directrices.

"Siempre he estado muy orgullosa de que Delta Sigma Theta Sorority, Inc. naciese en señal de protesta y marchase en las primeras filas no solo en el Desfile por el Sufragio Femenino en 1913, sino también en la Marcha sobre Washington de 1963", dijo Tamura Lomax, profesora asistente en la Universidad Commonwealth de Virginia y miembro de la hermandad femenina, en un correo electrónico enviado a TheRoot.com. "Aunque algunas 'hermanas' han decidido seguir las directrices y no usar su parafernalia mientras protestaban, muchas otras han decidido alinearse y honrar a los antepasados haciendo lo contrario".

El jueves, Alpha Kappa Alpha, dio marcha atrás.

"Parece que la solicitud para que (los miembros) se abstengan de usar las siglas de la hermandad se ha convertido en una distracción y una distorsión de la posición de la hermandad sobre estos temas y está desviando la atención y los esfuerzos lejos de una lucha más amplia para garantizar la justicia social y la reforma", dijo el colectivo en una carta.

Alpha Kappa Alpha declinó realizar más comentarios y Delta Sigma Theta no respondió a las llamadas de teléfono pidiendo información adicional.

Fraternidades negras como Omega Psi Phi, Alpha Phi Alpha y Beta Phi Sigma y las hermandades Zeta Phi Beta y Gamma Sigma Rho han hecho un llamamiento a sus miembros para que se unan a las protestas contra las actuaciones policiales y no emitirán normas sobre el uso de sus símbolos.