Se propaga gripe aviaria en suroeste de Canadá

La epidemia de gripe aviaria en el suroeste de Canadá se ha propagado a siete granjas, y han muerto o serán sacrificadas 155.000 aves debido al virus, dijo la Agencia de Inspección de Alimentos del país.

La epidemia se detectó la semana pasada cuando pavos y pollos de dos granjas en Fraser Valley al este de Vancouver dieron positivo a la cepa H5N2 de la enfermedad. Se desconoce su origen, y podrían estar afectadas más granjas, señalaron funcionarios.

"No es inesperada la identificación de más granjas (afectadas) dado que la gripe aviaria es altamente contagiosa", dijo Harpreet Kochhar, director de servicios veterinarios de Canadá, el miércoles en una conferencia telefónica con reporteros.

La también llamada influencia aviar representa poco peligro para la gente siempre que la carne de ave sea manejada y cocinada adecuadamente. Pero la epidemia es un golpe a la industria local de aves de corral.

Ocho países han prohibido o restringido el consumo de aves de corral o productos avícolas de la Columbia Británica. Entre estos están Estados Unidos, México, Sudáfrica, Japón, Taiwán, Hong Kong, Singapur y Corea del Sur. Las restricciones de Japón aplican a todas las aves de corral de Canadá.

Las granjas afectadas están agrupadas cerca de Abbotsford y Chilliwack. En cada caso, funcionarios las colocaron inmediatamente en cuarentena e hicieron preparativos para sacrificar a cualquier ave que no haya muerto por el virus.

Funcionarios están investigando la posibilidad de que aves silvestres migrantes hayan introducido el virus a la región.

Es improbable que los consumidores se percaten de la epidemia en las tiendas de comestibles.

Se han perdido aproximadamente 25.000 pavos destinados al mercado navideño provincial, pero esa es una porción relativamente pequeña de los 3,3 millones de kilogramos (7,3 millones de libras) de pavo producidos normalmente para la temporada festiva decembrina, según B.C. Turkey Farmers, un grupo de comercialización.

Asimismo, el número de pollos muertos debido a la epidemia palidece en comparación con las 353 millones de libras producidas cada año en la provincia.

Epidemias previas de gripe aviaria en la Columbia Británica y otras partes de Canadá han ocasionado la muerte de decenas de miles de aves. La más grave ocurrió en 2004 en el Fraser Valley, motivando que las autoridades federales ordenaran el sacrificio de aproximadamente 17 millones de aves.