Trazan árbol genealógico de las aves

Los expertos han elaborado un nuevo árbol genealógico para casi todas las especies de aves existentes en la actualidad en base a un análisis masivo de ADN.

El diagrama de la historia evolutiva de las aves fue trazado mediante la comparación del código completo del ADN, o genoma, de 48 especies tan distintas como el águila, los pingüinos y el ruiseñor. Fueron escogidos para representar las ramas que conducen a la mayoría de las más de 10.000 especies vivientes.

Solo tres de esos genomas habían sido descodificados anteriormente, por lo cual 45 códigos son nuevos.

El resultado principal, reportado por 200 científicos de 20 naciones, fue publicado el jueves por la revista Science.

Muy temprano en los linajes que condujeron a un 95% de las aves actuales, los investigadores creen que se produjo una división hace 68 a 69 millones de años. Una rama desembocó en las palomas, los flamencos y otras pocas especies, y la otra originó básicamente todas las demás aves. Esto implica, por ejemplo, que los flamencos están más relacionados con las palomas que con los pelícanos u otras aves acuáticas.

Una segunda división se produjo más adelante, de modo que las cuatro ramas subsiguientes enfrentaron y sobrevivieron la brutal extinción hace unos 66 millones de años notoria por la extinción de los dinosaurios, precisó Erich Jarvis, de la Universidad de Duke y el Instituto Médico Howard Hughes, un autor principal del informe.

El estudio halló que la habilidad de "aprendizaje vocal" de algunas aves, como el loro, es resultado del aprendizaje por imitación, y que estas aves tienen algunas similitudes con los humanos en la actividad de determinados genes en el cerebro. Por eso podrían resultar útiles para estudiar qué genes están involucrados en los trastornos del habla en las personas como la tartamudez, dijo uno de los autores, Andreas Pfenning, del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

También determinó que un grupo de aves terrestres puede haber descendido de un antiguo animal cazador, según sugiere el árbol genealógico. El grupo no solo incluye a halcones y águilas sin también loros, pájaros carpinteros y aves canoras.

Aunque las aves descienden de los dinosaurios, no tienen dientes. La mayoría de los estudios anteriores suponía que el antepasado común de las aves modernas carecía de dientes, pero otros disentían. El nuevo informe apoya la idea de un antepasado común desdentado porque todas las muestras de aves comparten mutaciones que desactivan cinco genes para producir dientes.

Los investigadores conjeturan que los dientes desaparecieron hace unos 116 millones de años en los antepasados de las aves. Pero todavía no está claro por qué fueron sustituidos por picos, dijo uno de los autores del estudio, Robert Meredith, biólogo en la Universidad Estatal de Montclair en Nueva Jersey.

Los expertos advirtieron que con solo 48 genomas el árbol genealógico no está completo y que nuevas investigaciones podrían modificar el panorama de la historia aviar.