Hombre hallado en el mar tras 12 días a la deriva

Cuando la Guardia Costera dijo a Zakary Ingraham que suspendía la búsqueda de su padre, un pescador de Hawaii, no podía creer que éste, con quien no hablaba desde hacía 15 años, había muerto.

El padre, Ron Ingraham, estaba desaparecido desde el 27 de noviembre, cuando emitió un pedido de auxilio y dijo que su bote estaba en peligro de hundirse a 80 kilómetros (60 millas) de la Isla Grande. La Guardia Costera suspendió la búsqueda el 1 de diciembre.

"Pensé que en todo caso papá había muerto haciendo lo que le gustaba", recordó el hijo. "Trataba de calmarme. Pero al mismo tiempo tenía la sensación de que no había muerto".

Entonces, recibió el aviso de que habían hallado a su padre el martes, deshidratado y hambriento pero ileso luego de 12 días a la deriva. Ron Ingraham llegó el miércoles a la isla hawaiana de Molokai, donde vive, en su bote remolcado por un buque guardacostas.

La guardia no sabía cómo se averió su bote ni cómo pudo sobrevivir tanto tiempo en el mar.

Zakary Ingraham, quien reside en Missouri, vivió en Isla Grande hasta los siete años. Luego se fue con su madre a la isla de Oahu y años después de fue a vivir al continente. Desde entonces no tenía contacto con su padre, que vive en un bote y no tiene dirección de correo o teléfono celular conocidos.

Además, su padre ni siquiera sabía que tenía un nieto de ocho años.

Dijo que tratará de obtener un préstamo para viajar a Hawaii a ver a su padre y "darle un gran abrazo".

___

Jennifer Sinco Kelleher está en Twitter como http://www.twitter.com/JenHapa .