Las noticias de España ya no aparecerán en Google

La decisión de Google de cerrar Google News en España debido a una ley de propiedad intelectual significa que el contenido de las publicaciones españolas desaparecerá de sus servicios en todo el mundo.

La decisión tendrá eco en todo el mundo. Además de cerrar Google News en España, Google Inc. también desvinculará información de editoriales españolas en sus más de 70 ediciones internacionales que están integradas en su servicio de noticias.

El exilio comenzará el 16 de diciembre, dos semanas antes de que entre en vigor una ley española de propiedad intelectual que obliga a pagar a los medios si su contenido se reproduce total o parcialmente, incluso aunque estén dispuestos a regalarlo.

Eso significa que los usuarios en Latinoamérica, donde las organizaciones noticiosas tratan de aumentar su audiencia, no verán las noticias españolas vía Google News. También desaparecerán las versiones en inglés de periódicos españoles como el prominente diario El País.

Un vocero de El País dijo que el periódico no planeaba formular ninguna declaración al respecto. El Ministerio de Cultura de España afirmó que la ley no se aplica a individuos y que protegerá la propiedad intelectual de las publicaciones que invierten en crear contenido, sin perjudicar la libertad de información.

Los clientes que usen el motor de búsqueda de Google en España y en cualquier parte del mundo podrán hallar los artículos directamente de las publicaciones españolas, porque la ley aplica sólo a los agregadores y no a los individuos que hagan sus propias búsquedas fuera de Google News.

Pero perder el acceso a Google News posiblemente dificulte más a las personas saber qué pasa en España porque tendrán que saber dónde buscar en lugar de que las principales historias lleguen a ellos.

Las editoriales españolas también podrían perder tráfico valioso para sus portales. Google dice que su principal motor de búsqueda y otros servicios generan más de 10.000 millones de clics mensuales que envían a los cibernautas a otros sitios de noticias en todo el mundo. Google News capta un 10% de esos clics, es decir unos 1.000 millones, de ese volumen global.

"Es duro ver el valor que esto ha alcanzado para la prensa en España o para los usuarios de internet que hablan español", escribió en un blog Jeremy Malcolm, analista del grupo de derechos digitales Electronic Frontier Foundation.

Será el primer cierre de una fuente de Google News desde que el servicio debutó como proyecto experimental en 2002.

Richard Gingras, director de Google News, dijo que la decisión de cerrar ese servicio en España fue tomada "con verdadero pesar".

La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) abogó a favor del llamado "Impuesto Google". Esa organización no quiso formular declaraciones el jueves sobre la decisión de la empresa.

"Dada la posición de dominio de Google, AEDE requiere la intervención de las autoridades españolas y comunitarias, y de las autoridades de la competencia, para proteger de manera eficaz los derechos de los ciudadanos y de las empresas", afirmó esa entidad en una declaración.

Agregó que "AEDE siempre ha mantenido, y lo seguirá haciendo, el interés de negociar con Google acuerdos que sean beneficiosos para ambas partes en distintos ámbitos, en concreto, en lo relacionado con la aplicación de la nueva Ley de Propiedad Intelectual española".

La ley no especifica cuánto tendría que pagar Google a las fuentes de las noticias, pero la compañía dijo que la ley española es mucho más estricta que otras leyes similares de otros países debido a que exige pagos "por reproducir incluso los extractos más reducidos de contenido". Google News no genera ingresos ni muestra avisos.

Google News ha irritado a los medios y otras fuentes de noticias que se quejan de que ese servicio viola el derecho a la propiedad intelectual al presentar titulares y noticias recogidos de otros sitios.

Google sostiene que obedece todas las leyes de propiedad intelectual y que a la vez orienta más usuarios a los sitios que presenta en su servicio noticioso. La compañía también permite que las fuentes impidan que determinado material sea incluido en Google News, una opción que pocos sitios escogen porque el servicio de Google es una fuente importante de tráfico para vender publicidad.

Al promover la ley y lograr que Google bloquee su contenido, los medios españoles podrían "quedar afuera del mercado; el tiempo lo dirá", comentó Alejandro Tourino, un abogado de Madrid especializado en medios que ha trabajado para The Associated Press en varios casos legales.

Después que Alemania revisó sus leyes de propiedad intelectual de modo que permitió pero no obligó a Google News a pagar regalías, Google requirió que los medios dieran consentimiento para resumir sus contenidos, y la mayoría lo hizo.

Google accedió el año pasado a ayudar a que las organizaciones noticiosas francesas aumentaran sus ingresos por publicidad en línea y a financiar innovaciones en el terreno digital para zanjar una disputa acerca de si debía pagar por contenidos noticiosos en los resultados de las búsquedas.

El tribunal superior de Europa dictaminó este año que el público tiene derecho a exigir que se borren comentarios calumniosos o informaciones desactualizadas de la máquina de búsqueda de Google. Ese caso comenzó en España.

___

Liedtke contribuyó desde San Francisco.