México: académicos y activistas contra corrupción

Académicos y activistas lanzaron el miércoles una propuesta conjunta de reformas legales para combatir la corrupción presente en diversas áreas en México, un país que ha vivido semanas de protestas en medio de la indignación por la desaparición de estudiantes que mostró los vínculos de la política con el crimen.

Ante lo que consideran una respuesta incompleta de las autoridades y los políticas a un problema arraigado en varios ámbitos, los académicos y activistas plantearon la creación de un sistema nacional anticorrupción que incluya la creación de un tribunal y una fiscalía con amplias facultades para investigar e imponer sanciones.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, bajo señalamientos por la manera en que ha manejado el caso de la desaparición y por un presumible caso de conflicto de interés por una mansión de la primera dama, ha sido criticado por no presentar propuestas audaces para enfrentar la corrupción.

El mandatario presentó recientemente un decálogo para enfrentar la violencia y evitar nuevos casos como la desaparición de los estudiantes de la Norma Rural de Ayotzinapa, pero dejó de lado medidas anticorrupción el asunto de la corrupción.

"Estamos frente a un cáncer que está corroyendo la vida cívica, el tejido social de los mexicanos y los poderes públicos, el Ejecutivo y el Legislativo, están recetando 'mejoralitos' (aspirina) para atender ese cáncer", dijo Juan Pardinas, investigador del Instituto Mexicano para la Competitividad.

"El momento específico que vive el país... es (de) crisis de una confianza pública", comentó Mauricio Merino, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

El Senado analiza esta semana la elección de un fiscal anticorrupción, aunque los académicos y activistas advierten que la clase política en el país no ha mostrado un verdadero interés de combatirlo, por lo que es un riesgo que un órgano para enfrentar ese problema quede en sus manos.

La atención nacional e internacional se ha mantenido en Guerrero desde que el 26 de septiembre policías corruptos atacaron y detuvieron a estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, que luego fueron entregados a sicarios de un grupo del narcotráfico.

Miles han salido en varias ocasiones a las calles a protestar y a pedir la renuncia de Peña Nieto.

María Elena Morera, activista y presidenta de la asociación Causa en Común, consideró que "no basta con salir a gritar que se vayan, que renuncien", sino que ahora se requiere también hacer propuestas.