California: Ponen sacos de arena antes de tormenta

Cuadrillas en California limpiaban los canales de drenaje para tormentas y residentes llenaban sacos con arena el miércoles antes de la llegada de una poderosa tormenta que podría traer vientos con potencia de huracán capaces de derribar árboles y postes de electricidad, así como fuertes lluvias que podrían causar desbordamiento de ríos y arroyos.

Se pronostica la caída de unos 20 centímetros de lluvia (8 pulgadas) en las montañas de la costa durante un periodo de 24 horas a partir de la noche del miércoles, informó el Servicio Nacional de Meteorología. En sitios de esquí de la Sierra Nevada podrían caer más de 60 centímetros (2 pies) de nieve.

"Es un periodo muy corto para tal cantidad de agua", dijo la meteoróloga Diana Henderson. "Prevemos que habrá algunas inundaciones localizadas, quizá caída de algunos árboles y la caída de postes de electricidad. Podría afectar a una gran cantidad de personas".

Se espera que con la tormenta lleguen los vientos más poderosos y mayor cantidad de nieve en cinco años y también podría causar deslizamiento de escombros, especialmente en áreas afectadas por la intensa sequía y los incendios de este año.

Se espera que haya rachas de viento de 112 kilómetros por hora (70 millas) en lo alto de las montañas, lo que creará condición propicia para nevascas.

En el corazón de la producción agrícola de California, los granjeros aguardan la lluvia luego de tres años de sequía.

Aunque la precipitación podría obligar a los trabajadores a detener el cultivo de cítricos, las lluvias en esta época del año provocan que los frutos crezcan más, dijo James McFarlane, un granjero que siembra mandarinas, almendras y alfalfa en el condado Fresno.

"Si la madre naturaleza no nos ayuda en el campo, probablemente tendremos problemas para encontrar agua en la superficie en los meses de mayor calor", dijo.

La lluvia, y más importante, la nieve que cae en la Sierra Nevada y se derrite durante la primavera y el verano, llena las reservas que suministran agua de riego durante los meses de calor y sequía.