Merck mejora vacuna contra el cáncer cervical

El laboratorio farmacéutico Merck & Co. Inc. recibió en Estados Unidos la aprobación para su vacuna Gardasil que protege contra cinco cepas adicionales del virus que provoca la mayoría de los casos de cáncer cervical, se informó el miércoles.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó Gardasil 9, que protege contra nueve cepas del virus del papiloma humano, o VPH. La vacuna original, aprobada en 2006, abarcaba cuatro cepas.

La FDA dijo el miércoles que la versión actualizada de Gardasil puede prevenir el 90% de cánceres de cuello, vulva, vagina y ano. La Gardasil original protegía de cepas a las que se atribuyen el 70% de los cánceres cervicales. Como su predecesora, Gardasil 9 también previene las verrugas genitales causadas por dos cepas.

Entre el 75 y el 80% de hombres y mujeres son infectados con VPH durante su vida. La mayoría no contrae los síntomas y se liberan del virus por su cuenta. Pero algunas infecciones provocan verrugas genitales o cáncer cervical o de otro tipo.

La FDA aprobó la vacuna para uso en mujeres de 9 a 26 años y hombres de 9 a 15. Se requieren tres inoculaciones en seis meses.

Un estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos halló que la vacuna redujo a la mitad las infecciones virales en jovencitas. Apenas un tercio de las adolescentes había recibido las tres inoculaciones. La vacuna fue recomendada para los varones a fines de 2011.

La vacuna es más eficaz si la persona todavía no es sexualmente activa, por ello las autoridades destacan la necesidad de inocularla entre los 11 y 12 años.

La FDA aprobó Gardasil sobre la base de estudios realizados por la empresa con 13.000 pacientes. Los efectos secundarios más frecuentes están relacionados con la inyección, como dolor, tumefacción y enrojecimiento.