Arrestan a 28 pandilleros en redada en Los Ángeles

Más de dos decenas de policías sospechosos de pertenecer a una pandilla que aterrorizó a un proyecto de vivienda durante medio siglo y controlaba la venta de droga en un vecindario del este de Los Ángeles fueron arrestados el miércoles por cargos federales por asociación delictiva.

La acusación incluye a 38 presuntos integrantes de la pandilla Big Hazard, con vínculos con la Mafia Mexicana y que según las autoridades están relacionados con delitos que incluyen narcotráfico, robo, extorsión y asesinato.

"Durante las últimas dos décadas mi oficina ha combatido la influencia de la Mafia Mexicana tanto en las prisiones como en las calles del sur de California", dijo la fiscal federal interina Stephanie Yonekura en una conferencia de prensa. "La formulación de cargos revelada hoy es la más reciente salva en esa batalla. Seguiremos aplicando mano dura contra la Mafia Mexicana y los Hazard mientras sigan amenazando a nuestras comunidades".

La Mafia Mexicana es un poderoso grupo de reos de varias pandillas latinas que controla el tráfico de drogas y los delitos de las pandillas hispanas dentro y fuera de las prisiones. Sus integrantes trafican con metanfetaminas, crack y heroína, de acuerdo con la acusación. La pandilla cobra "impuestos" de otros traficantes y también vende armas de fuego.

Las redadas del FBI y la policía de Los Ángeles comenzaron temprano en más de una decena de viviendas. Se trató del "Operativo Casa del Diablo" (Operation Resident Evil). Los agentes atraparon a 24 de los nombrados en la formulación de cargos, además de otros cuatro acusados de crímenes relacionados con la pandilla.

Otros siete, incluyendo el líder de la banda, ya estaban detenidos. Uno más murió el fin de semana en un tiroteo que está siendo investigado por las autoridades.

Los arrestos culminaron cuatro años de investigación que comenzó con un choque vehicular y una balacera en la Autopista 10.

La policía registró el vehículo, el cual pertenecía a un presunto narcotraficante, encontró cartas escritas en clave de Manuel Larry Jackson, un integrante de los Hazard que estaba en una prisión federal de máxima seguridad en Colorado por robo de banco e intento de asesinato contra un prisionero.

Cuando las autoridades descubrieron a Jackson, un integrante de Mafia Mexicana que encabezaba a los Hazard, estaba a punto de salir de la cárcel y comenzaron a investigar a la pandilla, dijo Thom Mrozek, un vocero de los federales. Una vez libre, Jackson fue integrado a una investigación por separado que involucraba a la Mafia Mexicana y su relación con La Familia, un cártel mexicano de las drogas.

La acusación nombra a cuatro cómplices no imputados que, se indica, son integrantes de Big Hazard que cumplen cadenas perpetuas y son "miembros iniciados" de la Mafia Mexicana que dieron órdenes tras las rejas.

La pandilla Big Hazard, que se cree cuenta con aproximadamente 350 integrantes, opera más que nada en el complejo residencial Ramona Gardens y fue creada en la década de 1940, según el documento. Adoptó su nombre del cercano Hazard Park.