Liberia pide ayuda para contener el ébola

Liberia está haciendo progresos en la lucha contra el ébola pero desarraigar la epidemia será difícil, advirtió el miércoles la presidenta Ellen Johnson Sirleaf a legisladores estadounidenses.

En un mensaje inusual por video a un subcomité del Senado, Sirleaf dijo que en la última semana se han confirmado aproximadamente 10 casos diarios en Liberia en comparación con unos 100 por día en el peor momento de la epidemia.

La presidenta agradeció a Estados Unidos por su ayuda en la lucha contra la enfermedad, que según dijo "advirtió al mundo sobre el alcance y magnitud" de la epidemia en Africa Occidental.

Pero dejó en claro que resta mucho por hacer y afirmó que Liberia se encuentra "ahora en el momento más crítico de la reacción", cuando la complacencia puede permitir que recrudezca la epidemia. "Transitar esa última milla hasta que no haya más casos nuevos será mucho más difícil porque la enfermedad se ha replegado y ahora debe ser combatida hasta en el último rincón", afirmó.

Sirleaf dijo que Liberia debe seguir reforzando su sistema de salud para prevenir nuevos brotes. Observó que su país solo tiene un médico por cada 100.000 habitantes.

Esta semana, el Congreso estadounidense se prepara para aprobar un proyecto que incluye 5.400 millones de dólares en fondos adicionales para luchar contra el ébola en el exterior y reforzar la preparación nacional. El presidente Barack Obama solicitó unos 6.200 millones. Parte de esos fondos están destinados a mejorar la infraestructura de salud en Liberia, Guinea y Sierra Leona, los países más afectados por el ébola, para detectar los brotes más rápidamente y contenerlos mejor.

El ébola ha infectado a más de 17.000 personas en Africa Occidental y ha matado a más de 6.000. Las autoridades dicen que las tasas de infección en Guinea también parecen estar estabilizándose. Pero los casos aumentan en Sierra Leona.