Reporte del Senado: Tortura no llevó a bin Laden

Luego que Navy SEALs mataron a Osama bin Laden en Pakistán en mayo del 2011, altos funcionarios de la CIA les dijeron secretamente a congresistas que información obtenida en interrogatorios brutales tuvo un importante papel en el que fue uno de los mayores éxitos de la agencia.

El entonces director de la CIA Leon Panetta repitió esa aseveración en público, y la misma fue parte de una elogiada película sobre la operación, "Zero Dark Thirty", que muestra a un detenido ofreciendo la identidad del correo de bin Laden, Abu Ahmad al-Kuwaiti, tras ser torturado en un sitio secreto de la CIA. Resultó ser que bin Laden estaba viviendo en la casa de al-Kuwaiti, así que localizar al correo era vital para encontrar al líder de al-Qaida.

Pero un reporte del Senado sobre los interrogatorios de la CIA dice que la historia no es cierta.

"Una revisión de documentos de la CIA concluyó que la información inicial obtenida, así como la información que la CIA identificó como la más crítica y valiosa sobre Abu Ahmad al-Kuwaiti, no estuvo relacionada con el uso de las técnicas intensificadas de interrogatorio de la CIA", concluyó el reporte del Senado.

Funcionarios de la CIA rechazan el reporte, y dicen que detenidos sometidos a tácticas coercitivas proveyeron detalles cruciales.

"Es imposible saber en retrospectiva si hubiéramos podido obtener ... la misma información que nos ayudó a encontrar a bin Laden sin usar las técnicas intensificadas", dijo la agencia en su respuesta escrita.

El reporte del Senado, dado a conocer el martes, busca desacreditar metódicamente la posición de la CIA. Investigadores concluyeron que la CIA distorsionó reiteradamente en sus informes a paneles senatoriales cuál información sobre al-Kuwaiti y bin Laden provino de detenidos después que fueron interrogados violentamente, y que en muchos casos éstos hablaron del correo antes de ser sometidos a tratamiento brutal.

El reporte dice además que la CIA no recibió ninguna información de detenidos sobre al-Kuwaiti hasta el 2003. Pero para el final del 2002, la CIA había compilado información significativa sobre al-Kuwaiti y sus estrechos lazos con bin Laden, incluyendo:

-- En marzo del 2002, su número telefónico fue hallado en la agenda del detenido Abu Zubaydah, miembro de al-Qaida, bajo el nombre "Abu Ahmad K". En junio del 2002, una persona usando ese número y que se pensaba entonces era al-Kuwaiti llamó a un número asociado con Khalid Sheikh Mohammed, el autoproclamado planificador de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

-- En septiembre del 2002, la CIA recibió un reporte sobre una dirección de correo electrónico de al-Kuwaiti de un detenido en manos foráneas. Cuando Mohamed fue capturado en marzo del 2003, una dirección de correo electrónico asociada con al-Kuwaiti fue hallada en su laptop.

-- Su edad, su descripción física y datos de su familia.

-- Su asociación con bin Laden: En abril del 2002, la CIA vinculó a al-Kuwaiti con un número telefónico asociado con uno de los hijos de bin Laden. Y el 25 de junio del 2002, la CIA recibió un reporte de otro detenido en manos extranjeras, conocido como Ryadh El Facilitador, de que al-Kuwaiti pudiera ser el correo de bin Laden.

En su respuesta, la CIA dijo que la información disponible era "insuficiente para distinguir a al-Kuwaiti de muchos otros asociados de bin Laden hasta que información adicional recibida de detenidos la puso en contexto y le permitió a la CIA entender mejor la naturaleza real de su papel y el potencial en la caza de bin Laden. Com tal, la información obtenida por la CIA de estos detenidos si tuvo un papel -- en combinación con otras fuentes de inteligencia -- para encontrar al líder de al-Qaida".