Conferencia genera récord de dióxido de carbono

Los organizadores de la 20ma ronda de conversaciones sobre el clima auspiciadas por la ONU dicen que es la primera en la que se neutralizará la contaminación con gases de efecto invernadero que genera ese cónclave, en buena medida por la protección de las reservas forestales de Perú.

Pero no todas son rosas: se espera que generen la mayor cantidad de dióxido de carbono emitida hasta ahora por estas cumbre, más de 50.000 toneladas métricas, que serán una vez y media la norma, según Jorge Álvarez, coordinador de proyectos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

La sede de la conferencia es una de las razones para este incremento. Hubo que construirla de cero.

Son estructuras temporales que ocupan el espacio de 11 canchas de fútbol, pegadas al principal cuartel del ejército peruano. Se cubrió la zona de cemento, se instalaron cañerías de desagüe y se trajeron componentes desde lugares tan distantes como Francia y Brasil.

Estar bajo el sol de mediodía en esta ciudad puede ser incómodo pero el sol de Lima no es confiable, por esa razón no se usaron celdas fotovoltaicas.

La electricidad de la cumbre es generada exclusivamente por plantas de diésel.

Los organizadores planeaban tomar electricidad de la red peruana, que es producida en 52% por hidroeléctricas que no contaminan. "Tratamos de mejorar los transformadores y generadores pero, por alguna razón, no funcionó", dijo Álvarez.

La capacidad hidroeléctrica de Perú podría verse comprometida hacia mitad de siglo. Buena parte del agua proviene de glaciares que se están derritiendo a paso acelerado. De hecho, Perú dista mucho de encaminarse a soluciones energéticas renovables. Si bien produce en un año los gases con efecto de invernadero que China genera en tres días, ha duplicado su producción de carbono en la última década.

Y tampoco hay garantías de que los 1500 kilómetros cuadrados (580 millas cuadradas) de bosques que supuestamente contrarrestarán la contaminación a base de carbono derivada de la conferencia algún día no desaparecerán. Para compensar el carbono emitido debe permanecer inalterado medio siglo. Esa zona, del tamaño de la ciudad de Houston, debe mantenerse intocada durante medio siglo para que pueda neutralizar el carbono emitido durante la conferencia, dijo Álvarez.

John M. Reilly, economista ambiental del Instituto Tecnológico de Massachusetts, dijo que ese conteo es peculiar.

"Si este bosque es talado en los próximos 50 o 100 años, todo el carbono recuperado irá a la atmósfera", dijo.

Reilly dijo que son preocupantes los "esfuerzos desperdiciados" para construir distritos improvisados a menos que las negociaciones "tuvieran éxito en detener las futuras emisiones". Esta es la vigésima cumbre y hasta ahora se ha alcanzado poco avance.

Álvarez detalló el origen del carbono producido en la conferencia:

--Construcción, casi un 20%.

--El combustible de los jets que trajeron a unos 11.000 delegados y observadores, un 30% aproximadamente.

--Transporte local. Los organizadores contrataron más de 300 autobuses dado que no hay transporte público que pase por la zona. Todos queman combustibles fósiles. Entre un 15% y un 20%.

--Electricidad, tratamiento de desperdicios sólidos, agua, papel, alimentos, platos y vasos disponibles, mantener a 40.000 policías en estado de máxima alerta. El resto.

Al finalizar la conferencia se publicará un cálculo más preciso, certificado por la empresa española Aenor, indicaron los organizadores. Voluntarios de la ONU han estado recabando información de los delegados sobre sus viajes aéreos.

El componente "verde" de la conferencia es bastante pequeño.

El ministro peruano del Medio Ambiente Manuel Pulgar Vidal pidió lote de estacionamiento para bicicletas pero solo unas 40 personas las usan diariamente. La mayoría de los delegados se pasan una hora en el tráfico para cubrir los menos de 10 kilómetros (6 millas) entre sus hoteles y la sede de la conferencia.

El culpable de esto es en parte el ejército, que al principio se opuso al uso de bicicletas a pesar de que solo las personas acreditadas tienen acceso a la base conocida como "El Pentagonito".

"Les tomó tres días resolver eso", dijo Andrew Marquard, asesor de la delegación sudafricana y ávido ciclista, quien fue entrevistado luego de llegar a las conversaciones sobre dos ruedas, cubierto de sudor.

Lima es a su vez culpable de la escasez de bicicletas, ya que es una de las ciudades más hostiles del mundo hacia el ciclista. Las pocas personas que se animan a montarse sobre dos ruedas prefieren compartir la acera con los peatones a aventurarse por las calles debido al manejo agresivo de los limeños.

"Hay bastante zonas tranquilas cerca del centro de convenciones, aptas para pasear en bicicleta", dijo Álvarez. "El problema es llegar allí".

En la cumbre no se han visto autos eléctricos o híbridos. Japón donó 121 vehículos de ese tipo, mayormente para los dignatarios.

"Lamentablemente, no llegó ninguno", dijo Álvarez, quien lo atribuyó a trabas burocráticas.

En las estructuras temporales blancas donde trabajan delegados y periodistas se aplicaron algunas medidas para conservar energía.

"No pusimos un sistema de aire acondicionado fuerte. Está pensado solo para combatir el calor en las estructuras", explicó Maxime Rosenwald, de GL Events, la firma de Lyon, Francia, que construyó y administra la planta.

El acondicionador de aire pierde a menudo la batalla con el sol que penetra las nubes de la zona costera de Lima.

El lunes los organizadores anunciaron que, "en vista de que se espera que sigan las altas temperaturas y se intensifiquen", se invitaba a los delegados "a lucir prendas informales" en la mayoría de los eventos.

__

Frank Bajak está en Twitter como http://twitter.com/fbajak