Irán habría comprado partes para reactor nuclear

Irán está siendo acusado de incrementar ilícitamente las compras para su rector de agua pesada, el cual de estar completo, será capaz de producir suficiente plutonio para varias armas nucleares por año, dijeron el martes diplomáticos de la ONU.

Qué hacer con el reactor de investigación, el cual está bajo construcción en la ciudad de Arak, es uno de los principales desacuerdos entre Irán y Estados Unidos en las negociaciones que se llevan a cabo actualmente y que buscan frenar el programa nuclear iraní a cambio del retiro de algunas sanciones.

Washington y sus socios buscan que Teherán acepte convertir el reactor de Arak en uno de agua ligera que produzca sólo cantidades mínimas de plutonio. Los iraníes prefieren modificar su ingeniería para producir menos plutonio, pero ese proceso es reversible y, por lo tanto, los estadounidenses se oponen.

De ser verdadera la acusación contra Irán hecha por un país no revelado, indicaría que Teherán está rechazando la reconfiguración que propone Estados Unidos para convertir al reactor en uno de agua ligera.

La acusación viene integrada en un reporte entregado a la comisión de sanciones del Consejo de Seguridad y fue preparado por expertos que monitorean las sanciones contra Irán, de acuerdo con dos diplomáticos enterados del reporte. Los diplomáticos hablaron con la condición del anonimato porque el reporte no se ha hecho público.

Behrouz Kamalvandi, portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán, dijo que no tiene información sobre compras de ningún tipo de equipamiento para Arak. "Irán aceptó no instalar nuevo equipamiento en la instalación de Arak y no lo ha hecho desde entonces", aseguró.

El Consejo de Seguridad ha impuesto cuatro rondas de sanciones contra Irán por la preocupación de que está tratando de desarrollar armas nucleares y por su negativa a suspender el enriquecimiento de uranio. Teherán asevera que su programa nuclear es pacífico y sólo existe para producir energía para uso civil.

Las sanciones, que han dañado la economía iraní, incluyen la prohibición de importar materiales nucleares y los relacionados con misiles. Si las compras para Arak se confirman, esto violaría las sanciones.

En teoría, las compras para ese reactor podrían ser un punto de inflexión para las negociaciones entre Irán y los seis países --Estados Unidos, Francia, Alemania, Gran Bretaña, China y Rusia-- que participan en las negociaciones para lograr un acuerdo de largo plazo. Pero los estadounidenses parecen determinados a tratar y sacar el acuerdo, aun sabiendo que Irán está tratando de evadir las sanciones a su programa atómico.

___

Jahn reportó desde Viena. El periodista de The Associated Press Matthew Lee colaboró desde Washington.