Perú impedirá salida de activistas de Greenpeace

El ministerio de Cultura solicitó impedir la salida de Perú de los activistas del grupo ambientalista Greenpeace que ingresaron a las famosas líneas de Nazca, lo que está prohibido, para colocar un mensaje a los líderes mundiales sobre el cambio climático.

En un comunicado emitido el martes, el ministerio afirmó que "luego de la ilegal, inconsulta y premeditada acción del grupo ambientalista Greenpeace, se ha producido una grave afectación del área", al tiempo que añadió que se denunciaron los hechos ante la Fiscalía de Nazca y se solicitó impedir que los responsables salgan del país.

Luis Jaime Castillo, viceministro de Patrimonio Cultural, comentó a la AP que los activistas de Greenpeace habían cometido un delito llamado "atentado contra monumentos arqueológicos" que se castiga con entre tres y seis años de cárcel.

Dijo también que las huellas de los activistas demorarán "cientos o miles de años" en desaparecer y que la línea afectada, el colibrí, es una de las más reconocidas, "es el símbolo de Perú en campañas publicitarias, es una verdadera cachetada a todo lo que los peruanos consideramos como sagrado".

Tina Loeffelbein, vocera de Greenpeace, dijo a la AP que fueron "absolutamente cuidadosos" en proteger las líneas de Nazca.

"Estamos tomando esto muy en serio e investigando el caso", añadió.

Declinó responder más preguntas, entre ellas si Greenpeace identificará ante autoridades peruanas a los activistas involucrados en la acción.

El organismo ambientalista indicó la víspera en un comunicado enviado a la AP que sus activistas llegados de Brasil, Argentina, Chile, España, Italia, Alemania y Austria desplegaron el lunes en letras grandes amarillas la leyenda: "Tiempo de cambio: El futuro es renovable", muy cerca de las líneas de Nazca, cerca de la figura del colibrí.

Añadió que el mensaje estaba dirigido a líderes mundiales y negociadores de más de 190 países reunidos en la conferencia climática de las Naciones Unidas y "quienes fallan hace años en tomar una acción real contra el cambio climático, mientras que países como Filipinas vuelven a ser azotados por un tifón y pagan el precio de su inacción".

Las líneas de Nazca, ubicadas al sur de Lima en la costa desértica frente al Pacífico, tienen una antigüedad de entre 1.500 y 2.000 años. Son uno de los geoglifos más grandes del mundo y están reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Los estudiosos creen que pudieron ser calendarios, sistemas rituales de caminos o manifestaciones astrales.

__

El jefe de noticias de la AP para los países andinos Frank Bajak colaboró con este despacho.