Zubaydah, figura clave en informe del Senado

Abu Zubaydah fue el conejillo de indias de la CIA.

Fue el primer sospechoso importante de terrorismo de al-Qaida en ser capturado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y el primero en desaparecer en las prisiones secretas de la agencia de espionaje, el primero en ser sometido a técnicas como ruido y privación del sueño, y el primero en quedarse sin aire al ser sometido a la técnica de simulacro de ahogamiento.

El cruel trato impuesto a Zubaydah se convirtió en el modelo de la CIA para lidiar con los sospechosos de terrorismo, según el informe de la Comisión de Inteligencia del Senado dado a conocer el martes.

El texto cita la detención de Zubaydah en Pakistán en marzo del 2002 como un momento clave en el agresivo enfoque del gobierno del presidente George W. Bush con los sospechosos de terrorismo y el desarrollo de técnicas coercitivas de interrogatorio por parte de la CIA.

Mientras oficiales de la agencia sometían a Zubaydah a numerosos interrogatorios, funcionarios judiciales que trabajaban para Bush redactaron memorandos en que citaban al reo como un caso de prueba clave para justificar las medidas extremas, indica el informe.

Zubaydah fue sometido 83 veces a la técnica de simulacro de ahogamiento tan sólo en agosto del 2002, según un documento legal de la era de Bush dado a conocer previamente. El nuevo informe del Senado indica que los interrogadores de la CIA tenían acordado un plan sobre cómo deshacerse del cadáver de Zubaydah si moría durante un interrogatorio: sería cremado.

Los efectos físicos de los interrogatorios sobre el sospechoso fueron inmediatos y pronunciados. Batallando por respirar bajo una tela colocada sobre el rostro y en la que se vertía una gran cantidad de agua, Zubaydah quedó "completamente inerte y le salían burbujas por la boca, que tenía completamente abierta", según correos electrónicos de la CIA citados en el informe. Sus captores lo golpearon con sus cuerpos, le pusieron una capucha y luego se la quitaron y le mostraron ominosamente una caja similar a un ataúd. Los encerraron en una celda muy estrecha, donde quedó reducido a gritar y presa de la histeria, indica el informe.

El tormento a Zubaydah se convirtió en el ejemplo a seguir en los interrogatorios en las instalaciones secretas de la CIA, indica el informe del Senado. Ofreció a los interrogadores una gran cantidad de información, a especialistas médicos de la agencia de inteligencia pruebas de los límites de la resistencia humana y a funcionarios del gobierno de Bush un bosquejo jurídico de cómo tratarían a sospechosos de terrorismo en el futuro. A solicitud de la CIA, indica el informe, altos funcionarios del Departamento de Justicia del gobierno de Bush aprobaron el uso de la técnica de ahogamiento y otras técnicas coercitivas para humillar a Zubaydah y le aplicaron un duro régimen que controlaba todos los aspectos de su vida.

Funcionarios de Estados Unidos y Pakistán capturaron a Zubaydah en el poblado de Faisalabad y lo hirieron en un enfrentamiento a tiros en marzo del 2002. Fue llevado a una instalación secreta en un país no identificado descrito como "Centro de Detención Verde" en el informe, pero que se ha confirmado fue Tailandia, según documentos legales dados a conocer previamente, versiones de prensa e investigaciones internacionales.

Mientras se reponía de sus lesiones en la balacera, Zubaydah fue interrogado por la CIA y el FBI. Pero los interrogadores del FBI pronto se retiraron del lugar tras protestar porque los de la CIA estaban usando técnicas abusivas sobre Zubaydah.

En la primera sesión donde se usó la técnica de ahogamiento a principios de agosto del 2002, interrogadores de la CIA encapucharon y esposaron a Zubaydah, y entonces lo lanzaron contra una pared. Le hicieron repetidamente "preguntas sobre amenazas" a Estados Unidos, pero el detenido insistió en que no tenía información que dar.

Entonces lo amarraron a una tabla, le cubrieron la cara con una tela y comenzaron a verter agua sobre la tela. Zubaydah se atragantó, vomitó y entonces perdió el sentido, para recuperarlo bajo supervisión médica tras expulsar "cantidades copiosas de líquido", según registros de la CIA citados por el Senado. "Así comienza", escribió un oficial de la agencia de inteligencia a sus superiores en un cable enviado desde el centro de detención.

Zubaydah fue sometido a la técnica de ahogamiento hasta dos veces al día en las semanas siguientes. Incluso algunos oficiales veteranos de la CIA en el centro en Tailandia quedaron horrorizados por lo que vieron, según el informe del Senado. En un cable, un miembro del personal dijo que "varios en el equipo están profundamente afectados.... al punto de llorar y no poder hablar". Las tácticas continuaron durante ese mes, hasta que los interrogadores concluyeron que el detenido sí estaba cooperando.

En un discurso en el 2006 que confirmó el programa de detención e interrogatorios y que mencionó a Zubaydah, Bush dijo que el detenido era un "importante líder terrorista y aliado de confianza de Osama bin Laden". José Rodríguez, al alto oficial de la CIA que supervisó el interrogatorio de Zubaydah desde la sede de la agencia en Virginia, dijo en el programa "60 Minutes" de la cadena CBS que el reo se volvió "dócil en tres semanas" y "nos dio una hoja de ruta que nos permitió capturar a varios altos líderes de al-Qaida".

El informe del Senado disputa ambas afirmaciones y expresa que Zubaydah era una persona de bajo nivel en la jerarquía de al-Qaida y no ofreció información sustancial sobre planes terroristas serios o la estructura de la organización.

Investigadores del Senado citan un informe interno de la CIA del 2006 que reconoció que Zubaydah fue presentado indebidamente como un alto líder terrorista. Y mientras que la CIA informó al Consejo de Seguridad Nacional de Bush que las técnicas eran efectivas y "produjeron resultados significativos", la comisión del Senado indicó que otros documentos de la CIA expresan que Zubaydah nunca entregó información como cuál sería el próximo ataque terrorista ni la identidad de operativos de la organización dentro de Estados Unidos.

El informe también califica de "imprecisas" aseveraciones previas de la CIA de que el duro trato a Zubaydah lo llevó a ofrecer información crucial sobre el plan de la "Bomba Radiológica", un supuesto plan del sospechoso de terrorismo José Padilla para hacer explotar un dispositivo de radiación en una ciudad de Estados Unidos.

Arrestado en Chicago en el 2002, Padilla fue declarado culpable en el 2007 por confabularse para matar fuera de Estados Unidos, pero no lo acusaron del plan de la bomba. Zubaydah mencionó a Padilla como posible amenaza ante los interrogadores del FBI antes de ser sometido a la técnica de ahogamiento y otros métodos severos, indica el informe.

En la respuesta oficial de la CIA al informe de la comisión del Senado, la agencia indicó que Zubaydah identificó a Padilla como resultado de los interrogatorios duros. Pero la agencia de inteligencia reconoció que "nos tomó mucho tiempo dejar de hacer referencia a este plan inviable de la 'Bomba Radiológica".

Más de 12 años después de su captura, Zubaydah sigue confinado en el campamento de detención de la Base Naval de Guantánamo en Cuba. Tampoco lo han acusado de ningún delito en los tribunales militares del gobierno, un vacío que expertos en terrorismo de la CIA ya habían pronosticado en el 2002, según el informe del Senado.

En un correo electrónico del 2002 a la sede de la CIA, los interrogadores de la agencia dijeron que querían seguridades de que a Zubaydah nunca se le permitiría describir lo que estaban haciendo, y recomendaron que lo debían "mantener incomunicado" el resto de su vida.