Feinstein: Torturas manchan reputación de EEUU

La titular del Comité de Inteligencia del Senado, Dianne Feinstein, dijo el martes que el largamente esperado informe sobre prácticas brutales de interrogatorio de la CIA aplicadas después de los ataques terroristas del 2001 significaba "una mácula en nuestros valores y en nuestra historia".

Tras aclarar que "no me agrada en lo más mínimo" hablar del tema, la senadora resumió ante el Senado el trabajo de siete años para descubrir y evaluar la verdad sobre los métodos de interrogatorios de la CIA y sus resultados.

Sus conclusiones fueron inequívocas: esos métodos nunca dieron resultados, afirmó, y las tácticas fueron "mucho más brutales de lo que se hizo suponer al público".

La senadora demócrata dijo que dar a conocer el informe del comité de 500 páginas era un paso importante para restablecer los valores nacionales. También rechazó la idea de mantener secreto el informe para no provocar tensiones en el mundo.

"Puede que nunca sea el momento adecuado para difundir este informe", dijo. Pero agregó que "este informe es demasiado importante como para archivar indefinidamente".

Difundirlo "puede decir y dice a nuestro pueblo" que la nación "es suficientemente grande como para admitir sus equivocaciones y suficientemente confiada como para aprender de sus errores", afirmó Feinstein.

Agregó que el informe "es un paso importante para restablecer nuestros valores y demostrar al mundo que somos, de hecho, una sociedad justa y legítima".

El comité de Feinstein inició su estudio sobe las prácticas de interrogatorio de la CIA a comienzos del 2009 y revisó más de 6 millones de páginas de documentos hasta producir un informe de 6.700 páginas, que permanece secreto. Las 500 páginas difundidas el martes representan un resumen ejecutivo y las conclusiones del estudio más largo, que se completó en 2012.

Feinstein cederá el control del comité a los republicanos en enero.