Obama asume papel de Stephen Colbert

Sus hijas se burlan de sus orejas, deja los calcetines tirados en el piso y dice que estar en el escritorio de Stephen Colbert le da una sensación de poder.

El lunes en los momentos en los que el presidente Barack Obama no estuvo defendiendo sus resultados económicos, sus órdenes ejecutivas sobre inmigración o su decisión postergada sobre el oleoducto de Keystone XL en "The Colbert Report", el presidente confesó alegremente no en todos los lugares lo tratan con respeto.

"Cuando llego a casa Michelle, Malia y Sasha me hacen sufrir", dijo al presentador Stephen Colbert. "No hay fanfarrias y me molestan sin piedad".

Es la tercera participación de Obama en el programa, su segunda como presiente, y con ella iniciaron las últimas dos semanas del programa de Comedy Central. Colbert asumirá el puesto de David Letterman en el "Late Show" de CBS el próximo año.

Obama comenzó el programa sentado en el lugar de Colbert para presentar una sección regular llamada "The Word" en la que Colbert suele parlotear y contar chistes ácidos al público.

Así que cuando Obama dijo en el papel de Colbert que hay aspectos del "Obamacare" que a la gente de los dos partidos les gusta, el texto presentado al público decía "todo menos Obama".

Después Colbert señaló que la economía había creado más empleos recientemente.

"Le ha dado trabajo a mucha gente, en general como secretarios de defensa", bromeó Colbert haciendo referencia al nombramiento que hizo Obama a un cuarto civil en el Pentágono.

"Eso impulsó nuestros números un poco", respondió Obama.

Colbert, cuyo personaje en pantalla es el de un conservador insoportable, acusó a Obama de excederse en su autoridad con el asunto de la inmigración. "¿Cuando decidió quemar a constitución y convertirse en emperador?", preguntó. Entre el público en la Universidad George Washington la pregunta fue tomada como un chiste, pero para los críticos de Obama tenía algo de verdad.

Obama dejó de un lado la comedia al responder: "De hecho Steve todo lo que hemos hecho está escrupulosamente dentro de la ley y ha sido hecho por otros presidentes demócratas y republicanos".

Al terminar Colbert tenía una pregunta: "Barack Obama, ¿un gran presidente o el más grande presidente?"

"Voy a dejar que alguien más decida, no tú, sino alguien que sabe de lo que estamos hablando", respondió el presidente.

Colbert respondió "Stephen Colbert, ¿un gran crítico o el más grande crítico?"

Obama no lo pensó: "El más grande crítico".