Wall Street se salva de bajón bursátil global

Los principales indicadores bursátiles de Wall Street bajaron ligeramente el martes, evitando el fuerte desplome que tuvieron los mercados de Europa y Asia gracias al alza de las empresas de energía.

Tras una baja inicial, el promedio industrial Dow Jones se estabilizó y terminó con una pérdida moderada de 0,3%. Eso siguió a un fuerte descenso en los índices europeos, principalmente en Grecia, donde el mercado tuvo su peor caída en un día desde 1987. Autoridades griegas convocaron a una elección presidencial adelantada y los inversionistas temieron que el resultado pudiera poner el peligro el plan de rescate financiero.

Las acciones también se hundieron en China, rompiendo una racha alcista de varios meses, después que las autoridades normativas endurecieron sus normas de crédito.

Al final del día, el promedio industrial Dow Jones cayó 51,28 puntos (0,3% ) y cerró en 17.801,20 unidades. El índice Standard & Poor's bajó casi medio punto y quedó en 2.049,82, mientras el Nasdaq subió 25,77 puntos (0,5% ) para terminar el día en 4.766,47.

Las empresas de energía fueron las de mejor rendimiento, impulsadas por un aumento en el precio del petróleo después que el lunes tocara su cota mínima en cinco años. Seis de las 10 empresas que más ganaron en el S&P 500 fueron del sector de gas y petróleo.

En contraste, las compañías de telecomunicaciones fueron de las más castigadas el martes. La telefónica Verizon cayó 4% después de informar que probablemente su margen de ganancia se reduciría. AT&T bajó 3%.

Mientras las pérdidas en Estados Unidos fueron menores, no fue el caso de Europa. El índice CAC-40 de Francia cayó 2,6%; el alemán DAX 2,2% y el británico FTSE 100 retrocedió 2,1%.

La Bolsa de Atenas cayó 13% por la preocupación de los inversionistas por las elecciones adelantadas y ante la posibilidad de que un partido opositor de izquierda pudiera ganar. El partido Syriza ha dicho que reclamará una reducción sustancial de lo que Grecia debe sobre los préstamos del rescate financiero, lo cual podría ahuyentar a los inversionistas y existe el potencial de descarrilar la recuperación del país.

"Es una especie de apuesta del primer ministro", dijo Phil Camporeale, administrador de cartera en JPMorgan Asset Management. "Aunque no es como el contagio que hubo en Europa hace dos años, esto tampoco es bueno para la eurozona".

En el mercado de deuda el precio de los bonos subió. El rendimiento de los certificados del Tesoro bajó a 2,22% de 2,26% el lunes. El dólar bajó ante el yen japonés a 119,64 yenes por dólar. El euro subió a 1,238 euros por dólar.

El precio del petróleo subió 77 centavos, a 63,02 dólares el barril, en Nueva York, gracias a que el dólar bajó. Como el petróleo se cotiza en dólares, el dólar debilitado hace más atractivo el crudo para los inversionistas globales. En Londres, el crudo Brent subió 65 centavos y cerró en 66,84 dólares.