Escándalo en Korean Air por riña en primera clase

Una alta ejecutiva de Korean Air e hija del presidente de esa aerolínea surcoreana renunció el martes a su cargo en medio de una tormenta de críticas luego que ella provocó el retraso de un vuelo durante 20 minutos por una disputa relacionada con la forma en la que le dieron nueces en su asiento de primera clase: en una bolsita en vez de un plato.

La prensa de Corea del Sur informó esta semana que un avión de Korean Air que debía hacer un vuelo de Nueva York a Incheon, en Corea del Sur, debió regresar a la puerta de abordaje después que Cho le dijo al capitán que abandonara el avión luego de la disputa en cabina.

Según informes de los medios de comunicación locales, Cho se peleó con la tripulación en la zona de primera clase y el vuelo debió despegar 20 minutos tarde.

Luego de la ola de críticas, la aerolínea se excusó por el comportamiento de la ejecutiva y pidió disculpas a los pasajeros por la molestia, pero el incidente siguió causando revuelo en Corea del Sur, donde el caso fue visto como un ejemplo de los abusos de la élite adinerada.

Cho, de 40 años, es la hija mayor del presidente de Korean Air, el magnate Cho Yang-ho. Otros dos hijos del magnate también son ejecutivos de la aerolínea más grande de Corea del Sur.