Descartan terrorismo en ataque en sinagoga de NY

Un hombre con antecedentes de trastornos mentales se escabulló a la sede de una importante organización judía internacional en Brooklyn a la mitad de la noche y apuñaló en la cabeza a un estudiante israelí que estaba en la biblioteca.

Luego, en medio de gritos y cuando la víctima ensangrentada fue auxiliada, el agresor fue abatido de un tiro por un agente de policía al que intentó apuñalar con su cuchillo, informaron las autoridades.

Un video de aficionado muestra a Calvin Peters, de 49 años, blandiendo un cuchillo en la sede de la secta jasídica Jabad-Lubavich, en Crown Heights alrededor de la 1:40 de la madrugada, después que atacó a Levi Rosenblat, quien resultó herido en un lado de la cabeza.

Aunque la policía no cree que el ataque esté relacionado con terrorismo, la agresión sacudió a la comunidad judía, que todavía se recupera de un ataque en una sinagoga en Jerusalén cometido por dos primos palestinos el mes pasado y que dejó cuatro personas muertas.

"La comunidad judía entera está impactada por estos ataques crueles y absurdos", dijo el asambleísta del estado de Nueva York, Dov Hikind, cuyos representados en Brooklyn son en su mayoría judíos ortodoxos.

Al menos un testigo dijo haber escuchado a Peters repetir "¡Maten a los judíos!", de acuerdo con el rabino Chaim Landa, portavoz de Jabad-Lubavich.

La policía sigue entrevistando a testigos, pero han citado a Peters diciendo "los voy a matar a todos ustedes". Por el momento, el caso no ha sido clasificado como crimen de odio.

Jabad-Lubavich es un extenso movimiento jasídico mundial que administra escuelas, sinagogas y otras instituciones y busca acercarse a judíos no practicantes para alentarlos a aceptar su herencia y tradiciones religiosas. Es activo en sedes universitarias y en ciudades de todo el mundo.

Peters anduvo merodeando dentro del edificio el lunes temprano y le pidieron que se retirara, pero luego regresó después de medianoche y preguntó si había libros en inglés antes de ser nuevamente escoltado hasta afuera del recinto, dijo la policía. El lugar, donde también hay una sinagoga, está abierto las 24 horas.

Una filmación errática del enfrentamiento colocado en internet muestra a Peters vestido con un saco corto y sombrero, el cuchillo en la mano derecha, rodeado de agentes con armas en mano y estudiantes vestidos con la ropa tradicional de los judíos ortodoxos.

Algunos parecen tratar de serenar los ánimos, exhortan a Peters a que se tranquilice y a los agentes a que no le disparen.

Peters finalmente deja el cuchillo en el suelo y se aleja, pero vuelve a recogerlo cuando un agente se acerca, aparentemente para detenerlo. Otros le gritan que suelte el cuchillo. Se escucha un disparo. La policía dijo que Peters se abalanzó sobre un agente con el cuchillo y recibió un balazo que resultó fatal.

Peters, que era negro, tenía una historia clínica de trastornos mentales y fue arrestado 19 veces desde 1982, la última en 2006 por drogas, dijo la policía. También había estado antes en la sede de Jabad Lubavich.

En casa de la familia Peters en Valley Stream, Nueva York, el abogado Jeffrey A. St. Clair dijo que el hombre sufría de trastorno bipolar.

"Calvin Peters era un padre amoroso", dijo. "La familia está asombrada y acongojada por lo sucedido. Oramos por la persona que fue herida, pero pedimos que respeten su intimidad y les permitan llorar", dijo el abogado.

Rosenblat, de 22 años, fue llevado al hospital con una herida en la sien y su estado era estable, dijeron las autoridades.