El grupo Estado Islámico está a la defensiva

Los combatientes del grupo Estado Islámico han perdido la iniciativa en Irak y están ahora "a la defensiva", con mucha menos capacidad para generar el tipo de maniobras terrestres que les permitieron a los extremistas capturar grandes áreas del país este año, dijo el lunes un general estadounidense.

El teniente general de ejército James Terry, comandante de la campaña estadounidense contra el Estado Islámico, dijo que el naciente esfuerzo para reconstruir el ejército de Irak va a recibir un impulso gracias al plan de la coalición de comprometer a unos 1.500 entrenadores militares. Gran parte del ejército iraquí se desplomó o resultó inefectivo contra la ofensiva del Estado Islámico a mediados del año.

En su primera entrevista amplia desde que asumió el mando de la campaña contra el Estado Islámico en octubre, Terry les dijo a reporteros que el grupo está "a la defensiva, tratando de retener lo que han ganado". Añadió que el Estado Islámico, que está armado con tanques y otro equipo militar estadounidense que le arrebató al ejército iraquí, "puede aún lanzar algunos ataques limitados".

Terry dijo que su principal prioridad es desarrollar más plenamente una coalición militar internacional contra el grupo.

Estados Unidos intervino directamente a partir de agosto con ataques aéreos que han dañado las fuerzas de combate del Estado Islámico, además de sus bases económicas y logísticas en Siria. Pero persisten interrogantes sobre la capacidad de los iraquíes de retomar el terreno perdido y sostener una campaña militar sin ayuda de fuerzas terrestres estadounidenses.

Terry dijo que no ve necesidad de enviar más tropas a Irak, más allá de los 1.500 elementos adicionales aprobados por el presidente Barack Obama. La misión estadounidense allí está limitada a entrenar y asesorar a los iraquíes, además de coordinar los ataques aéreos estadounidenses con las operaciones terrestres iraquíes.

A la pregunta de si el conflicto en Irak está estancado, Terry dijo: "En algunas partes está estancado, en algunas partes favorece los iraquíes", lo que significa que el ejército tiene la ventaja en lugares como Bayji, sitio de una importante refinería petrolera al norte de Bagdad.

El secretario de Defensa Chuck Hagel, que estaba el lunes en Kuwait para reunirse con funcionarios del gobierno y visitar a tropas estadounidenses, les dijo a reporteros que las fuerzas de seguridad en Irak han alcanzado "un nuevo impulso" en su batalla para recuperar territorio de manos del Estado Islámico.

Hagel dijo que el grupo extremista sigue siendo una tremenda amenaza, no solamente para Irak, sino también para su vecina Irán y otros países de la región.

___

Robert Burns está en Twitter como: http://www.twitter.com/robertburnsAP