Tom Hanks, Sting honrados por el Centro Kennedy

Tom Hanks y Sting, junto con la comedianta Lily Tomlin, el cantante Al Green y la bailarina Patricia McBride, fueron honrados por el Centro Kennedy por su influencia en la cultura estadounidense a través de las artes.

Grandes artistas y personalidades de Hollywood, Broadway y Washington se reunieron el domingo para saludarlos en una gala y concierto. El espectáculo fue presentado por Stephen Colbert y será televisado el 30 de diciembre por la cadena CBS.

David Letterman encabezó una serie de homenajes a Hanks, recitando algunas de las líneas más inolvidables de sus películas, como "Mamá siempre decía que la vida era como una caja de bombones", de "Forrest Gump"; "¡No se llora en el béisbol!", de "A League of Their Own", o "Houston, tenemos un problema", de "Apollo 13".

El cineasta Steven Spielberg, quien ha trabajado con Hanks en muchos proyectos, dijo que "el hijo predilecto de Estados Unidos" ha abierto una ventana en la nación con películas que incluyen "Filadelfia", "A League of Their Own", "Forrest Gump", "Apollo 13" y "Saving Private Ryan".

"Tom ama este país", dijo Spielberg.

El realizador George Stevens Jr., quien creó los premios del Centro Kennedy pero dijo que este sería su último año produciéndolos, manifestó que Hanks se destaca como "uno de los más grandes actores de su generación o cualquier generación".

Antes del show, Hanks, de 58 años, bromeó que debió haber un error al seleccionarse un quinto agasajado.

"Este es el trabajo que empecé en 1981, así que todo va bien", dijo.

Sting saltó a la fama en 1978 con la banda The Police y éxitos como "Roxanne" y "Every Breath You Take" antes de comenzar una carrera como solista. Ha estado haciendo música por cuatro décadas y ha ganado 16 premios Grammy.

Muchos músicos jóvenes admiran su trabajo y acudieron para honrarlo cantando temas de su repertorio.

Lady Gaga interpretó "If I Ever Lose My Faith in You", Esperanza Spalding "Fragile" y Bruno Mars un popurrí de "So Lonely", "Roxanne" y "Message in a Bottle".

Bruce Springsteen también rindió homenaje a su amigo e hizo un brindis en la cena del Departamento de Estado el sábado, diciendo que la amplitud y profundidad del talento de Sting es intimidante al cruzar del folk al jazz, a la música clásica, el pop, el rock y el reggae.

"Sting me hace sentir como un músico neandertal. Cuando nos juntamos, siempre tenemos la misma discusión. Él insiste en que hay más de tres acordes, yo insisto que no", dijo Springsteen arrancando risas de los presentes. "En una era de homogenización musical, nadie ha sonado a cantado como mi amigo".

El martes, Sting se unirá al elenco de su musical en Broadway, "The Last Ship", sobre su ciudad natal.

El músico de 63 años dijo a The Associated Press que estaba desconcertado por el honor.

"El hecho de que un inglés reciba este reconocimiento, no es algo único, pero es raro, y eso me lo tomo muy en serio", dijo Sting. "Después de venir a este país en 1978 sin ninguna expectativa y terminar aquí arriba ... es un gran viaje. No lo doy por hecho".

El presidente Barack Obama saludó a los agasajados el domingo en la Casa Blanca antes del espectáculo. Durante la recepción, Obama evocó el apreció de John F. Kennedy por el papel de los artistas en la nación, lo que ayudó a inspirar la creación del Centro Kennedy como un homenaje al 35to presidente estadounidense.

"Es claro que el grupo en el escenario que me acompaña esta noche comprende lo que entendía el presidente Kennedy: que nuestro arte es un reflejo no sólo de nuestro pueblo, sino de una nación. Nos une", dijo Obama. "Las canciones y la danza y el cine expresan nuestros triunfos y nuestros fracasos, nuestras fortalezas y nuestras sensibilidades de maneras que a veces las palabras simplemente no pueden".

___

Brett Zongker está en Twitter como https://twitter.com/DCArtBeat