Protestas en California evocan los años 60

Las protestas en Nueva York y Missouri han menguado, pero airadas multitudes en una ciudad de California famosa por su activismo pasaron gran parte del fin de semana bloqueando el tránsito y enfrentándose con la policía en este bastión ultraliberal ubicado a miles de kilómetros de donde Michael Brown y Eric Garner fueron muertos.

Aunque muchos activistas en otras partes del país han regresado a casa, las protestas en Berkeley y Oakland continúan, un reflejo del largo historial activista de la zona, que data de la década de 1960.

Las multitudes que salieron a manifestarse en Berkeley eran de apenas unos cientos, pero algunos no eran estudiantes universitarios ni residentes, sino más bien manifestantes de tiempo completo que protestan por cualquier cosa --guerras, condiciones carcelarias e inequidad económica_, y que a veces usan las protestas como pretexto para cometer actos vandálicos y violentos, tal como lo hicieron durante el movimiento Ocupemos Wall Street.

El alcalde de Berkeley Tom Bates dijo que una pequeña fracción de manifestantes está empañando el mensaje nacional que pide reformas en la policía.

"La gente del área de la Bahía es sensible a los temas mundiales", dijo Bates. "Por desgracia, hay un pequeño elemento que a veces recurre a la violencia para expresar un punto de vista".

Los comercios limpiaron el lunes vidrios rotos y realizaron inventarios para saber cuánto perdieron en los saqueos registrados en tiendas de Berkeley.

Bates calificó a los elementos violentos en las manifestaciones como "cobardes y gamberros que deben quitarse sus máscaras".

No se sabe por el momento cuántos negocios resultaron afectados, y no se brindó un cálculo de los daños. Cinco personas fueron arrestadas, dijo la policía.

Stuart Geiger, de 27 años y estudiante de doctorado en UC Berkeley, asistió a la protesta y grabó video de manifestantes pacíficos tratando de detener el saqueo de una tienda Radio Shack.

"Había un sentimiento expreso sobre mantener esto como una protesta pacífica y enfocarse en el mensaje", dijo Geiger.

Otro manifestante pacífico sufrió heridas leves cuando fue golpeado con un martillo al tratar de detener el saqueo.

Al menos tres policías sufrieron heridas menores.

Pero los disturbios no se limitaron a Berkeley.

La policía de Seattle arrestó a siete personas el sábado durante una protesta en la que un grupo trató de bloquear una carretera estatal.

Las protestas comenzaron después de la decisión de un jurado investigador difundida el 24 de noviembre de no encausar al policía Darren Wilson por la muerte de Michael Brown. Otro jurado en Nueva York tomó una decisión similar sobre un oficial de policía que aplica una llave al cuello a Eric Garner con resultados fatales. Esa decisión desató otra andanada de protestas a nivel nacional.

La marcha del domingo comenzó de forma pacífica en el campus de la Universidad de California, Berkeley, pero terminó por volverse agresiva y se extendió hasta Oakland. Los activistas se abrieron paso hasta una autopista y cortaron el tráfico, pero la policía los desalojó.

La Patrulla de Autopistas de California indicó que los agentes habían lanzado gases lacrimógenos, después de que los manifestantes les lanzasen piedras y botellas y trataran de prender fuego a un vehículo de la patrulla. La policía también dijo que se había lanzado artefactos explosivos a los agentes, pero no había información disponible en un primer momento sobre la potencia de los objetos.

Para el domingo por la noche, grupos de manifestantes caminaban por las calles del centro, vaciando papeleras en la calle y prendiendo fuego a la basura, rompiendo ventanas y dañando o saqueando negocios.

También hubo noticias de vandalismo en el ayuntamiento.

___

Los periodistas de The Associated Press Lisa Leff en Berkeley y Chris Grygiel en Seattle contribuyeron a este despacho.