Alabama, Oregon, FSU, Ohio State van a playoff

El primer playoff del futbol americano universitario expandió la carrera por el campeonato nacional, convirtió a la campaña regular en una llena de drama y produjo una postemporada plena de astros.

Nick Saban y su Alabama Crimson Tide (1) ante Urban Meyer y el cuarto preclasificado Buckeyes de Ohio State en el Sugar Bowl.

Marcus Mariota, el principal candidato al Trofeo Heisman de este año, y el segundo preclasificado Oregon, ante Jameis Winston, el ganador del Heisman del año pasado, y el campeón nacional Florida State en el Rose Bowl.

Los ganadores se enfrentarán el 12 de enero en Arlington, Texas, casa de los Cowboys de Dallas.

Una nueva era, de hecho, pero los mismos problemas de siempre: ¿Cuál es la mejor forma de elegir a los equipos y cuál debe ser el criterio?

Tras seis semanas de clasificar el nivel de las escuadras, el comité de selección barajó el domingo las cartas y dejó al Big 12 fuera de los playoffs.

"Hoy tenemos un fuerte escozor", dijo el comisionado del Big 12, Bob Bowlsby.

TCU, que fue tercero en los rankings la semana pasada, terminó sexto. Baylor, el co-campeón del Big 12, subió un puesto a número cinco, pero ambos fueron rebasados por Ohio State, que impresionó al Comité con un último partido en su juego por el campeonato de conferencia, humillando 59-0 a Wisconsin para ganarse el título del Big Ten.

"Diría que la naturaleza humana es que tienen mayor impacto los logros y las cosas más recientes", dijo Bowlsby. "El triunfo de Ohio State sobre Wisconsin fue dominio absoluto, y en ese sentido se abrieron su camino hacia la posición que hoy disfrutan".

El Big 12 ya no goza de nada. Sus equipos sólo tienen 12 partidos, a diferencia de los 13 para los campeones de las otras Cinco Grandes conferencias.

Bowlsby y sus directores atléticos de conferencia se reunirán en Nueva York esta semana y prevé se toque el tema de la mejor manera para determinar al campeón.

"Será un catalizador para la discusión sin duda", dijo Bowlsby.

La Big 12 no puede tener un juego de campeonato porque sólo cuenta con 10 equipos, pero la conferencia, junto con la Conferencia de la Costa del Atlántico (ACC, por sus siglas en inglés) intenta cambiar eso. Las ligas han propuesto deshacerse de las reglas de la Asociación Nacional Atlética Colegial (NCAA, por sus siglas en inglés) que requieren que una conferencia tenga 12 equipos divididos en dos divisiones para jugar un partido por el título.

Tal vez la parte más polémica de los anuncios del domingo fue la caída de tres lugares de TCU con relación a la semana pasada. Los Horned Frogs parecían seguros en el tercer puesto la semana pasada y vencieron al mediocre Iowa State por 52 puntos el domingo.

El presidente del Comité, Jeff Long, dijo que la caída de TCU tenía más que ver con los Buckeyes que con los Frogs, pero resaltó el problema de los rankings semanales. El comisionado inicialmente se inclinó a no hacerlos cuando comenzó a armar el panorama de playoffs.

Y mientras Long enfatizó cada semana que el comité iniciaba cada semana desde cero, las encuestas tradicionales del futbol americano universitario crean un orden de los equipos que sólo varía con las derrotas.

Los mejores seis equipos de la semana pasada ganaron el sábado. El domingo, las escuadras eran las mismas pero en diferente orden. Y eso dejó a los aficionados con muchas dudas del por qué.

Long dijo que era muy pronto para decir los cambios que el comité recomendará a los comisionados. Es seguro decir que el beneficio de contar con rankings semanales será un tema a discusión cuando el grupo de Long vuelva a reunirse en un par de meses.

"Creo que el comité examinará esta temporada, este año, y evaluará como se llevó a cabo todo el proceso", señaló.

Y hasta entonces, es hora de que comiencen los playoffs.