Corte de EEUU analiza disputa con Legionarios

La sobrina de una mujer que donó más de 60 millones de dólares a los Legionarios de Cristo solicitó a la Corte Suprema de Rhode Island que admita una demanda contra esa orden católica caída en desgracia.

El tribunal programó una audiencia el martes para escuchar los argumentos sobre demandas presentadas por Mary Lou Dauray contra los Legionarios de Cristo, cuyo fundador, el padre mexicano Marcial Maciel, según se sabe ahora, abusó de seminaristas y fue padre de tres hijos. La tía de Dauray, Gabrielle Mee, murió en 2008 y dejó todo lo que tenía a esa orden religiosa.

Un juez del Tribunal Superior dictaminó en 2012 que Dauray carecía de legitimación para demandar y desechó sus demandas contra la orden y el Bank of America, que Dauray afirmó incumplió su deber fiduciario como administrador de los bienes de Mee.

Cuando el juez Michael Silverstein emitió esa decisión, sin embargo, escribió que había pruebas de que la Legión había ejercido una influencia indebida sobre la viuda.

La orden de los Legionarios de Cristo fue fundada en 1941 por Maciel, ya fallecido. Hay documentos que muestran que funcionarios del Vaticano estuvieron enterados de sus abusos durante décadas, pero que prefirieron abstenerse de revelarlos porque la orden conservadora traía dinero y vocaciones.

El Vaticano se hizo cargo de la orden en 2010 y puso en marcha un proceso de reforma que culminó este año con la elección de una nueva dirección.

Sin embargo, tanto sacerdotes como seguidores siguen abandonando el movimiento. Los Legionarios anunciaron en octubre que la universidad que poseían en Smithfield, donde Mee vivió como una integrante consagrada de su movimiento laico, cerrará el año que viene.

Dauray ha dicho que cree que su tía, una católica devota sin hijos, no habría querido que su dinero acabara en una orden dada su historia ahora conocida. Ha dicho que no quiere el dinero para ella, sino que lo donará a la caridad.

"Maciel no era ni los Legionarios de Cristo ni la personificación de los Legionarios de Cristo", alegó el abogado de Bank of America Steven Snow, en un escrito. "La Santa Sede no le ha imputado las fallas del fundador de la organización a la organización en su conjunto", agregó.

Otro caso contra la orden, el cual también plantea dudas sobre donaciones de católicos de edad avanzada, está pendiente en un tribunal federal en Rhode Island. En ese caso, el hijo de un profesor fallecido de la Universidad de Yale está demandando por un legado de más de un millón de dólares que dejó su padre a la orden. Los Legionarios han dicho que todo fue manejado de manera adecuada y niega las acusaciones.