Somers "tenía pasión por viajar"

Luke Somers, un estadounidense que murió durante un intento por rescatarlo de sus captores de al-Qaida en Yemen, había estado trabajando como fotógrafo independiente y editor en ese país, y quienes lo conocieron dicen que "tenía pasión por viajar" y le atraían las experiencias nuevas.

Lucy Somers dijo el sábado a The Associated Press que agentes del FBI le informaron de la muerte de su hermano de 33 años. Había sido secuestrado en septiembre de 2013 en Saná, capital de Yemen.

El presidente Barack Obama dijo el sábado que autorizó el intento de rescate porque Estados Unidos tenía información de que la vida de Somers estaba en "peligro inminente".

Fuerzas especiales estadounidenses ya habían intentado rescatar al fotoperiodista el mes pasado.

"Mi vida está en peligro", dijo Somers en una grabación de video colocada en internet por milicianos, la cual era semejante a los videos de rehenes publicados por el grupo Estado Islámico.

Lucy Somers dijo que su hermano trabajó incansablemente para concientizar sobre el sufrimiento del pueblo yemení, y para mejorar las cosas con su trabajo.

"A través de sus fotografías podemos ver la humanidad dentro de los conflictos, lo familiar en una turbulenta región tribal", comentó desde un lugar cercano a Londres.

Penny Bearman, amiga de la familia, dijo que él tenía sensibilidad por la gente y se había convertido en un entrañable y respetado miembro de la comunidad local en Saná.

"Pienso que Luke hubiera querido que los asuntos de extremismo y terrorismo sean atendidos en base al incremento en el diálogo, en lugar de recurrir al conflicto entre naciones", afirmó.

Somers, quien nació en Gran Bretaña, obtuvo una licenciatura en creatividad literaria en la Universidad Beloit en Wisconsin, donde estudió de 2004 a 2007.

"Él realmente quería comprender el mundo", dijo Shawn Gillen, un profesor de inglés y presidente del programa de periodismo de Beloit.

Fuad Al Kadas, quien dijo que Somers era uno de sus mejores amigos, comentó que éste pasó un tiempo en Egipto antes de encontrar empleo en Yemen. Somers comenzó enseñando inglés en una escuela yemení, pero rápidamente se estableció como uno de los pocos fotógrafos extranjeros en el país, señaló.

"Él es un gran hombre con un corazón bondadoso que realmente ama al pueblo yemení y a la nación", escribió Al Kadas en un correo electrónico desde Yemen. Dijo que vio a Somers por última vez el día previo a su secuestro.

"Él estaba tan dedicado a tratar de ayudar a cambiar el futuro de Yemen, a hacer cosas buenas por la gente, que nunca salió del país todo el tiempo que estuvo aquí", escribió Al Kadas, al tiempo que agregó que Somers disfrutaba hacer amistad con vecinos, activistas jóvenes y gente común.

Gillen dijo que el estadounidense quería buscar experiencias que le importaran y señaló que viajó a Egipto como parte del programa de la escuela sobre estudios en el extranjero. El profesor señaló que no le sorprendió cuando se enteró que Somers se había mudado a Yemen.

"Él quería estar en lugares donde estuvieran ocurriendo acontecimientos mundiales", dijo el profesor, y agregó que los maestros de las artes liberales quieren que sus estudiantes "sigan adelante y lleven vidas significativas, con un propósito. Luke estaba tratando de hacer eso. Eso hace que (su captura) sea más atroz para nosotros al reflexionar al respecto".

Gillen dijo que Somers estaba en su curso avanzado de literatura no ficticia y en un grupo pequeño de un seminario enfocado en William Butler Yeats y James Joyce. Comentó que Somers frecuentemente pasaba a su oficina sólo para conversar.

"Él venía y decía, 'estaba caminando por el campus y estaba pensando en algo que escribió Joyce', y él quería hablar al respecto. En gran medida, es el sueño de un profesor hecho realidad", agregó Gillen.

En una carta dirigida al campus universitario, Scott Beirman, decano de la Universidad Beloit, describió la muerte de Somers como una "noticia apabullante". Instó a miembros de la comunidad a pensar en maneras de honrarlo.

___

Los periodistas de The Associated Press Phuong Le en Seattle, Todd Richmond en Madison, Wisconsin, y Tanja Popovic en Londres contribuyeron a este reporte.