Azerbaiyán: arrestan a periodista de investigación

Azerbaiyán detuvo a una destacada periodista de investigación cuyos informes han ventilado a menudo los negocios comerciales de políticos prominentes.

Un tribunal de Bakú, la capital, ordenó el viernes la detención de Jadija Ismayilova, una reportera de Radio Europa Libre/Radio Libertad, emisora financiada por el gobierno de Estados Unidos. La detenida debe permanecer en la cárcel a la espera de un juicio bajo el cargo de conducir a un hombre al suicidio, delito que conlleva una pena de hasta siete años de prisión.

El tratamiento a Ismayilova --quien también ha reportado sobre supuesta corrupción y abusos a los derechos humanos, incluida la persecución de figuras de la oposición-- ha provocado la condena de grupos defensores de los derechos humanos en el mundo. Amnistía Internacional dijo que era "una medida para silenciar las voces de la prensa independiente en el país".

Nenad Pejic, el director de Radio Europa Libre, dijo que "el arresto y detención de Jadija Ismayilova es el más reciente intento de una campaña de dos años por silenciar a una periodista que ha investigado la corrupción en el gobierno y violaciones a los derechos humanos en Azerbaiyán".

Ismayilova ha sido hostigada antes por sus investigaciones.

En 2012, después de una serie de artículos negativos sobre el papel de la familia gobernante en proyectos lucrativos de construcción, se le advirtió en una carta que su reputación podía verse dañada, y más adelante se publicó en línea un video en que aparece manteniendo relaciones sexuales con su novio.

El gobierno azerí emitió un largo memorando el jueves en el que critica el "colonialismo" moderno de Estados Unidos y acusa a los periodistas del servicio local de Radio Europa Libre de promover intereses extranjeros en el país. Azerbaiyán ha sido un aliado militar de Washington y ha aportado soldados para misiones en Afganistán e Irak.

Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado, se negó a comentar el caso específico, pero dijo el viernes que Estados Unidos "está profundamente preocupado por restricciones a las actividades de la sociedad, incluso a los periodistas, en Azerbaiyán".

Muchos activistas y periodistas independientes en esta nación a orillas del Mar Caspio, rica en recursos energéticos, han sido encarcelados desde que el país se independizó de la Unión Soviética en 1991, incluidos dos activistas por los derechos humanos en agosto.