G.Bretaña: Tribunal avala técnicas de espionaje

Las prácticas de la agencia británica GCHQ para recabar información de inteligencia no constituyen una violación a la privacidad, de acuerdo con el fallo emitido el viernes por un tribunal del Reino Unido.

Los cinco jueces del Tribunal de Poderes Investigadores refutaron los argumentos que presentaron grupos defensores de la privacidad después que el analista estadounidense de inteligencia Edward Snowden dijera que las agencias de espionaje de Estados Unidos y Gran Bretaña recaban información a gran escala.

El fallo estuvo precedido de cinco días de audiencias efectuadas en julio sobre la presunta compilación masiva de información, práctica que las autoridades rehusaron confirmar o desmentir.

El tribunal afirmó que con el propósito de efectuar su análisis había asumido como verdaderas las afirmaciones de Snowden. Determinó que las actuales prácticas de espionaje de las telecomunicaciones, incluso las descritas en las filtraciones de Snowden, "se ajustan a la ley y a los derechos humanos".

Afirmó que es necesario entender los métodos utilizados en el contexto de la protección a la seguridad nacional en un momento en el que las autoridades habían determinado que la amenaza terrorista contra Gran Bretaña era "considerable" y luego la aumentaron a "severa", lo cual implica que es muy alta la probabilidad de que ocurra un ataque en el país.

Las organizaciones defensoras de la privacidad, como Liberty, Privacy International, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) y otras, sostienen que las prácticas del GCHQ infringen la Convención Europea sobre Derechos Humanos.

Jameel Jaffer, director jurídico adjunto de la ACLU, dijo que el fallo ponía de relieve la supervisión inadecuada sobre los organismos dedicados al espionaje.

"Los programas de vigilancia electrónica masiva de Estados Unidos y Gran Bretaña suponen una profunda amenaza a las libertades democráticas fundamentales, como el derecho a la privacidad y las libertades de expresión y asociación", agregó.

Privacy International y otras agrupaciones dijeron que tienen previsto apelar la decisión ante la Corte Europea de Derechos Humanos.

James Welch, director jurídico de Liberty, afirmó que el tribunal no entendió "por qué muchos de nosotros estamos profundamente preocupados" por las prácticas del GCHQ.

"Un tribunal que actúa en sigilo cree que las salvaguardas secretas que le mostraron en secreto constituyen una protección adecuada de nuestra privacidad", afirmó Welch, quien se quejó de que el GCHQ goza "al parecer de un poder irrestricto para hurgar en nuestras comunicaciones en internet".

El tribunal tiene el papel poco habitual de investigar y después fallar sobre quejas relacionadas con la utilización ilegal de técnicas secretas en que incurren las autoridades, incluidas las del GCHQ, el cual provee vasta información a los servicios británicos de espionaje.