10 días de cárcel a Werth por conducir imprudente

Jayson Werth, el jardinero de los Nacionales de Washington, fue condenado a 10 días de cárcel el viernes por conducir de manera imprudente su vehículo marca Porsche en una vía de la capital estadounidense a principios del año.

La juez de distrito del condado Fairfax, Penney Azcarate, dijo que era apropiado condenarlo a pasar unos días en la prisión porque conducía a 160 kilómetros por hora (100 millas) cuando se le detuvo.

"La vía I-495 no es una pista de carreras", indicó Azcarate al emitir la sentencia. Añadió que la pena impuesta sería la misma sin importar "la profesión que la persona tenga".

Werth, quien vestía un traje discreto y portaba lentes, subió brevemente al estrado para presentar argumentos en su defensa. Aceptó que quizá condujera a 144,83 kilómetros por hora (90 millas) pero rechazó que llegara a los 160 kph (100 millas). El jugador apeló la sentencia de manera inmediata.

No es extraño en Virginia que los culpables de conducir en forma imprudente reciban breves penas de cárcel cuando se les sorprende conduciendo a más de 160 kilómetros por hora.

Rod Leffler, abogado de Werth, trató sin éxito de que el caso fuera desestimado y puso en duda la confiablidad del policía que detuvo a Werth. Leffler también pidió al juez que tomara en consideración que el incidente ocurrió a las 9.30 de la mañana de un domingo, cuando había poco tránsito. Leffler no respondió de inmediato una llamada en la que se le pedían comentarios.

A Werth, de 35 años, le restan tres temporadas del contrato por siete campañas y 126 millones de dólares que firmó con los Nacionales. La campaña pasada el jugador tuvo promedio de bateo de .292, con 16 jonrones y 82 carreras producidas en 147 partidos.

Aunque la pena impuesta por la juez es de 10 días, en realidad el pelotero sólo está cinco en la cárcel debido a las reglas y procedimientos de la prisión del condado.

Durante el juicio el patrullero estatal P. L. Green declaró que el 6 de julio siguió a Werth casi durante un kilómetro (media milla) por la autopista a una velocidad de 168,97 kph (105 millas) antes de hacerlo que se detuviera en la salida a la autopista George Washington. Green dijo que desenfundó su arma cuando se aproximó a Werth aunque la guardó rápidamente y señaló que la conversación tras la detención fue cordial. Green dijo que le preguntó a Werth que hacía y éste respondió "retando mi suerte".

El gerente general de los Nacionales, Mike Rizzo, informó el viernes en un comunicado que Werth "ha cooperado totalmente con las autoridades durante este proceso" y rechazó hacer mayor comentarios.