Video de Steve Jobs hipnotiza a la corte

Más de tres años después de su muerte, el legendario director general de Apple Inc. Steve Jobs embelesó el viernes a quienes asistieron a la sala de un tribunal federal cuando los abogados de la compañía presentaron un testimonio de él en video en el proceso por una demanda colectiva en la que se acusa a la firma de inflar los precios del iPod al enganchar a los amantes de la música para utilizar exclusivamente sus reproductores.

Con un aspecto demacrado, Jobs habla con voz suave durante el testimonio oral que rindió seis meses antes de su muerte acaecida en octubre de 2011.

Sin embargo, hace una firme defensa del programa de Apple que bloqueaba la música de las compañías que competían con iTunes, la tienda de Apple.

"Teníamos mucho miedo" de la posibilidad de que piratas cibernéticos pudieran penetrar el sistema de seguridad de Apple, dijo Jobs, porque eso podría poner en peligro los contratos de Apple con compañías discográficas que no querían que sus canciones fueran pirateadas.

"Recibiríamos correos electrónicos desagradables de los sellos discográficos", agregó.

El video no fue difundido el viernes después de su proyección en la corte.

Sin embargo, Jobs no pareció intimidado por las discográficas en un correo electrónico leído por un abogado de los demandantes, y en el que el director general de Apple exige que un ejecutivo de una discográfica se disculpara públicamente por elogiar a la empresa rival RealNetworks por crear un programa informático que hacía que los iPods de Apple pudieran reproducir las canciones de la tienda RealNetworks.

Vestido con su tradicional camiseta con cuello de tortuga y pantalones vaqueros, Jobs parecía a veces impaciente y se balanceaba en su silla durante el testimonio, grabado en las oficinas centrales de Apple en Cupertino, California.

Jobs afirmó que no recordaba por qué estaba molesto con el ejecutivo de la casa discográfica. Sin embargo, reconoció que había propuesto que un comunicado de Apple censurara a RealNetworks y la llamara "hacker".

"Estamos sorprendidos de que Real haya adoptado las tácticas y la ética de un pirata cibernético para penetrar indebidamente en el sistema del iPod; hemos emprendido una investigación sobre las implicaciones de su proceder" de acuerdo con la ley federal, se afirmó en el comunicado.