Perú: Hallan 2 perros cargados de droga; uno muere

La policía peruana detuvo a un mexicano que se dirigía a su país con dos perros San Bernardo cargados de cocaína en sus vientres, uno de los cuales murió el viernes debido a una infección grave.

La droga, que en total sumaba 2,9 kilos (6,3 libras), le fue introducida a los perros por medio de una operación quirúrgica realizada en la habitación de un hotel donde el mexicano se alojaba, en la cual se hallaron guantes y algodones manchados de sangre, dijo a la prensa el jefe policial Basilio Grossman.

Veterinarios policiales volvieron a intervenir a los perros y encontraron cinco bolsas de droga en el vientre del macho, de nombre "Bombón", mientras que en la hembra "Lola" hallaron seis bolsas de clorhidrato. A los animales se les diagnosticó peritonitis infecciosa grave, acompañada de fiebre y vómitos recurrentes, lo que por la tarde provocó la muerte de "Bombón", declaró la policía a la agencia estatal noticiosa Andina.

El mexicano Giussepe Tombolan, de 22 años, había llegado semanas atrás a Perú procedente de México junto con los perros. Fue arrestado el jueves.

"A mí sólo me dijeron 'lleva a los perros a México''', dijo sonriendo a los periodistas. Hasta el momento no había información sobre los motivos que adujo para viajar con los animales.

Grossman dijo que es la primera vez que detectan en Perú el uso de perros con el fin de exportar droga, pero que en México ya han ocurrido sucesos similares para enviar narcóticos al norte de Italia.

Perú es el primer productor mundial de cocaína desde 2012, según la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos.