Adolescentes declaran en caso de estudiante muerto

Dos adolescentes testificaron el jueves que habían robado objetos de la cochera de un hombre de Montana que está acusado de haber matado a un estudiante de secundaria en ese mismo lugar semanas después, y uno de los jóvenes dijo que pudo haber sido un factor que llevó a la muerte del estudiante alemán de intercambio.

Mykle Martin, de 17 años, y Tristan Staber, 18, describieron la manera en que se dedicaron a robar cocheras después de oscurecer, en búsqueda de bebidas alcohólicas u otras cosas, y que robaron en la casa de Markus Kaarma.

Kaarma está acusado de haber matado de cuatro balazos a Diren Dede en su cochera el 27 de abril después de haber sido alertado de su presencia por un detector de movimiento. Él se declaró inocente de homicidio premeditado, argumentando que temió que su familia o propiedad sufriera daño ya que había sido víctima de robo en dos ocasiones antes de los hechos fatales.

Martin y Staber fueron condenados por el incidente en el que robaron una billetera, marihuana, alcohol y un iPhone de la cochera de Kaarma aproximadamente una semana antes de la muerte de Dede. Staber dijo que actuó como centinela mientras Martin robaba los objetos.

"Yo fui quien entró a robar antes", dijo Martin, con la voz en ocasiones apenas audible. "Soy la causa de que él (Kaarma) estuviera esperando a otra persona".

Ambos adolescentes dijeron que Kaarma y su esposa hicieron una llamada a su iPhone. Staber dijo que escuchó que la cónyuge de Kaarma, Janelle Pflager, hizo una amenaza; Martin dijo que la pareja no lo hizo.

Su testimonio ocurrió cuando los fiscales abrieron su caso el jueves.

La fiscal auxiliar de condado Jennifer Clark señaló que Kaarma no hizo ninguna advertencia antes de disparar cuatro veces en la cochera a oscuras luego de tropezar con el sensor de movimiento, y que hizo una pausa entre el tercer y cuarto disparo.

"Vecinos escucharon la secuencia de los disparos", dijo Clark. "Ellos escucharon boom, boom, boom, pausa, boom".

Clark y Dede pudieron haber estado agazapados atrás de un automóvil después de que se realizaron los primeros disparos. "Regresaremos a pedirles que responsabilicen a este hombre por quitar deliberadamente la vida a Diren Dede", agregó.

Días antes de la balacera, Kaarma había ido a cortarse el cabello a una sucursal de Great Clips y tres mujeres del local testificaron el jueves que ellas escucharon a Kaarma decir que su casa había sido robada dos veces y que había estado esperando varias noches para disparar a un intruso.

"He estado despierto tres noches con una escopeta esperando matar algunos chamacos", dijo la estilista de peinado Tanya Colby cuando se le preguntó de qué habló Kaarma durante su corte de cabello. Ella agregó que él le dijo más tarde, "no estoy bromeando, en serio, usted va a ver esto en las noticias".

Colby dijo que Kaarma creía que la policía no estaba haciendo nada respecto a los robos.