Australia aprueba visas para refugiados

El Senado australiano aprobó por estrecho margen el viernes una nueva clase de visas temporarias que permite a los refugiados permanecer y trabajar en el país por tres a cinco años, pero les prohíbe asentarse permanentemente.

Un debate intenso finalizó con la aprobación del contencioso proyecto por 34 votos contra 32. Posteriormente lo convirtió en ley la Cámara de Representantes, donde el gobierno conservador del primer ministro Tony Abbott tiene una amplia mayoría.

La sesión anual del parlamento finalizó así con una clara victoria para el programa legislativo de Abbott.

La ley pone de manifiesto la política del gobierno que prohíbe a los refugiados que arriban por mar asentarse definitivamente en Australia.

Abbott restó importancia a las críticas de que su gobierno había utilizado la detención de niños como moneda de negociación política.

"Se usan palabras duras en estos debates, pero lo más compasivo que se puede hacer es detener los botes y eso es lo que hemos hecho", dijo Abbott en entrevista radial.

Más de 30.000 buscadores de asilo que arribaron a Australia por mar desde agosto de 2012 aún deben someterse a la evaluación de sus declaraciones como refugiados porque el gobierno no quiere que se asienten en forma permanente.

Los buscadores de asilo, que huyeron de la persecución y la guerra en el Medio Oriente y Asia, viven en campos de detención para inmigrantes o en libertad con visas temporarias que no les permiten trabajar.

La ley crea una visa de tres años para los verdaderos refugiados, pero que puede ser de cinco años si aceptan vivir y trabajar en zonas con escasez de mano de obra.