Nominada al Seguro Social defiende su integridad

Un día después que su nominación enfrentó obstáculos en el Senado, la candidata del presidente Barack Obama para dirigir la Administración del Seguro Social defendió apasionadamente su integridad, su larga carrera en el gobierno y la manera en que manejó un proyecto informático problemático que heredó de un predecesor.

"Siempre he cumplido las normas más elevadas", dijo Carolyn W. Colvin a The Associated Press en una entrevista el jueves. "He trabajado en el gobierno toda mi vida. Y nunca ha habido siquiera una sugerencia de algo indebido, en lo personal o lo profesional".

"Ciertamente no voy a acabar mi carrera así", agregó Colvin. "Yo estaba retirada y regresé para ayudar a esta entidad, no hacerle daño".

Obama nominó en junio a Colvin a un período de seis años como comisionada del Seguro Social. Ya era comisionada en funciones desde febrero de 2013. Antes de eso fue comisionada adjunta desde 2010.

Un grupo de senadores republicanos planea bloquear la nominación de Colvin mientras investigadores estudian un proyecto informático de 300 millones de dólares que no funciona. En una carta a Colvin, los 11 republicanos de la Comisión de Finanzas del Senado dijeron que hay pruebas de que funcionarios del Seguro Social han engañado al Congreso y a los investigadores sobre los problemas del proyecto.

Los senadores escribieron que no pueden permitir que la nominación llegue a una votación "mientras el espectro de una investigación penal potencial rodea a la nominada", al círculo íntimo de la persona o a los dos. El senador Orrin Hatch, de Utah, y el principal republicano de la Comisión de Finanzas, lidera el grupo.

Hace seis años, el Seguro Social comenzó un plan para reemplazar sistemas informáticos atrasados que estaban abrumados por una ola de reclamaciones de discapacidad. Pero el proyecto ha estado empantanado por demoras y mala gestión, según una evaluación ordenada por la agencia el verano.

El proyecto sigue en fase de pruebas y la agencia no puede decir cuándo entrará en operaciones o cuánto costará.

El inspector general del Seguro Social comenzó a investigar el proyecto este verano, y expresó en un informe que los investigadores asistieron a numerosas sesiones de información sobre el proyecto, entre ellas dos este año, pero que la Administración del Seguro Social "nunca indicó que tuviera problemas significativos con el proyecto".

Desde entonces, la investigación fue entregada al inspector general de la Administración de Pequeños Negocios para evitar un conflicto de intereses.