Policía mexicana da muerte a seis sospechosos

Un cuerpo de seguridad del estado de Veracruz liberó a dos personas secuestradas y abatió a seis de los presuntos plagiarios el jueves por la mañana durante un operativo de rescate, anunciaron las autoridades.

Tras un trabajo de inteligencia, la Procuraduría General de Justicia estatal identificó el lugar donde estaban los cautivos, una casa de seguridad del crimen organizado en la región de Poza Rica en este estado del Golfo de México, informó la PGJ en un comunicado. La unidad responsable del operativo fue la Fuerza Civil, un cuerpo de seguridad creado por el gobierno estatal debido a la alta colusión previa de las policías locales y estatales con la delincuencia.

Cuando la policía inició el rescate, los plagiarios abrieron fuego y los agentes respondieron la agresión, según la versión oficial. No hubo bajas entre los efectivos policiales en el operativo, en el cual se decomisaron armas largas, municiones y equipos de comunicación.

Las seis personas muertas pertenecían a un grupo de la delincuencia organizada que opera en esa ciudad del norte de Veracruz, un lugar donde en el pasado se han registrado actividades relacionadas al cártel de Los Zetas, informaron las autoridades.

En México suelen ocurrir enfrentamientos entre miembros del crimen organizado y los agentes de seguridad en los que fallecen todos los presuntos criminales sin que el ejército o la policía sufran bajas. En junio, un caso similar en el Estado de México terminó con 22 miembros de un grupo criminal muertos y varios soldados encausados por ejecución.

Y en octubre, 18 civiles armados murieron en varios enfrentamientos simultáneos con policías y militares en el estado de Tamaulipas sin bajas en la autoridad.

Las operaciones tuvieron lugar en las inmediaciones de dos colonias populares en la periferia de la ciudad de Poza Rica, una de las localidades más importantes de Veracruz por su actividad petrolera.