Escuela técnica usó bailarinas para atraer alumnos

Una universidad con fines de lucro de la Florida usó bailarinas exóticas para atraer alumnos, falsificó documentos y asesoró a estudiantes sobre cómo mentir en formularios de solicitud de asistencia financiera para obtener millones de dólares en fondos federales.

El procurador general de Florida y el fiscal federal de Miami anunciaron el viernes que se sumaban a una demanda civil contra el FastTrain College y su antiguo dueño, Alejandro Amor, de 56 años.

FastTrain ya no existe, pero tenía siete recintos en Florida y su sede en Miami.

La queja penal indica que por lo menos desde enero de 2009 hasta junio de 2012, FastTrain y Amor estafaron al Departamento de Educación federal millones de dólares con solicitudes fraudulentas de solicitud de asistencia financiera. La queja agrega que un grupo de bailarinas en por lo menos un recinto trataron de convencer a alumnos para que se inscribieran.

Amor fue acusado penalmente en octubre. Nadie respondió de inmediato a un mensaje telefónico dejado en un número vinculado con Amor.