China celebra su Constitución en campaña legal

China celebra el jueves su primer Día de la Constitución como parte de la campaña del presidente Xi Jinping para demostrar que el país respeta el estado de derecho garantizando al mismo tiempo que el Partido Comunista en el poder se aferra a su autoridad, frente a la que no tiene rival.

El nuevo día feriado se conmemora con actividades en escuelas, oficinas gubernamentales y empresas estatales.

Forma parte de la campaña de Xi para institucionalizar los poderes del partido, mientras fortalece el sistema jurídico del país para reducir la corrupción y mejorar la eficiencia del gobierno. Decenas de funcionarios y altos cargos retirados han sido detenidos por cargos de corrupción.

"La Constitución es la ley suprema del país y encarna la voluntad del partido y el pueblo", dijo Xi en declaraciones publicadas en la primera página del People's Daily, el periódico insignia de su formación.

China necesita una mayor conciencia de la Constitución y una mejor comprensión del papel de la ley, dijo Xi.

Los críticos señalan contradicciones en la campaña del estado de derecho, incluyendo la negativa del partido a aceptar supervisión independiente y a respetar garantías constitucionales como el derecho a la libertad de expresión y de reunión religiosa. Los activistas que pidieron una adhesión estricta a la constitución como vía para controlar a los líderes del país fueron tratados como subversivos y detenidos.

China ha promulgado cuatro constituciones desde la fundación de la república comunista en 1949. La última, que sigue vigente, fue adoptada en 1982. El primer artículo prohíbe cualquier amenaza al sistema socialista del país, aunque no menciona explícitamente que el control del país esté en manos del Partido Comunista.

.