Los 76ers rompen la maldición

Habían transcurrido apenas 16 segundos del partido de Filadelfia y Henry Sims estaba parado en la línea de castigo, dispuesto a cobrar un tiro libre. De pronto, el árbitro Zach Zarba pitó y detuvo el encuentro.

Resulta que los 76ers habían avanzado hacia la cesta equivocada desde el inicio del duelo. En realidad, Filadelfia había errado el rumbo desde que arrancó la campaña.

La falta se anuló, los equipos cambiaron de lado en la cancha y el partido volvió a comenzar. Y de pronto, los 76ers funcionaron.

Filadelfia se salvó el miércoles de empatar el récord del peor arranque de temporada en la historia de la NBA al vencer 85-77 a los Timberwolves de Minnesota.

Michael Carter-Williams anotó 20 puntos, recuperó nueve rebotes y tuvo nueve asistencias para el triunfo de visitante de los Sixers, que evitaron así igualar el inicio 0-18 de los Nets de Nueva Jersey en 2009-10.

Muchos de estos 76ers, incluidos Carter-Williams y el entrenador Brett Brown, fueron parte del equipo que perdió 26 duelos consecutivos la campaña anterior. Es el récord de más tropiezos en fila.

Jamás un equipo con una foja de 1-17 se había mostrado tan feliz.

"Esto es un gran alivio para mí", dijo Carter-Williams. "También los demás chicos se sienten aliviados por conseguir un triunfo".

Robert Covington añadió 17 puntos para la causa de Filadelfia.

Los Sixers sólo atinaron el 39% de sus tiros de campo ante la peor defensa de la liga y perdieron 19 veces el balón. Apenas anotaron nueve puntos en el segundo cuarto, pero por primera vez en la campaña acabaron sonrientes.

"Felicidades, amiguitos", tuiteó Allen Iverson, el ex astro de Filadelfia. "Sigan peleando y conserven la fuerza".

Gorgui Dieng lideró a los Timberwolves con 15 puntos y 16 rebotes. La efectividad de Minnesota en tiros de campo fue de solo 35,7% y sufrieron 19 pérdidas de balón al encajar apenas su undécima derrota en 13 partidos.

También el miércoles, Mirza Teletovic anotó 26 puntos y atrapó 15 rebotes, como suplente de Kevin Garnett, y los Nets de Brooklyn superaron 95-93 a los Spurs de San Antonio en tiempo extra, para cortarles una seguidilla de ocho triunfos.

Teletovic logró su mejor marca de puntos en la temporada y la cifra más alta de rebotes en su vida.

Los Nets se compusieron en el alargue, luego de permitir que se escapara una ventaja de 14 puntos en los últimos cinco minutos del tiempo regular.

Es la primera vez en la campaña que Brooklyn derrota a un rival con foja ganadora.

Por San Antonio, Danny Green sumó 20 puntos y 10 rebotes, además de acertar el triple que significó el empate cuando restaban 2,4 segundos del cuarto periodo.

En tanto, el argentino Manu Ginóbili totalizó 15 puntos, seis rebotes, cinco asistencias y tres faltas en 28:37 minutos.

Los Spurs no contaron con buena puntería y cayeron a una foja de 2-1 durante una gira que concluye el viernes, en Memphis. Los Grizzlies comenzaron el miércoles empatados como líderes de la NBA.

"Jugamos horrible en ambos extremos de la cancha", lamentó el entrenador Gregg Popovich.

En otros partidos, los Rockets de Houston sorprendieron 105-96 a los Grizzlies de Memphis; los Hawks de Atlanta derrotaron 112-102 al Heat de Miami, para hilvanar su cuarto triunfo consecutivo; los Bulls de Chicago se impusieron 102-95 a los Hornets de Charlotte, que sufrieron su décima derrota consecutiva; los Celtics de Boston superaron 109-102 a los Pistons de Detroit en tiempo extra, y los Mavericks de Dallas triunfaron 107-105 sobre los Bucks de Milwaukee con un tiro agónico de Monta Ellis.

Además, los Raptors de Toronto arrollaron 123-104 al Jazz de Utah, con 39 puntos de Kyle Lowry y 17 del venezolano Greivis Vásquez; los Wizards de Washington doblegaron 111-95 a los Lakers de Los Ángeles, y los Clippers de Los Ángeles aplastaron 114-86 al Magic de Orlando.