Assad: los bombardeos de EEUU son ineficientes

El presidente sirio Bashar Assad afirmó que los ataques encabezados por Estados Unidos contra miembros del grupo Estado Islámico en su país son ineficientes y carecen de seriedad, ya que en su opinión no han dado resultados tangibles.

En declaraciones publicadas el miércoles, el mandatario acusó también a Turquía de seguir proporcionando apoyo directo a los extremistas.

Assad habló en una inusual entrevista con la revista Paris Match efectuada el 28 de noviembre en Damasco, la primera que concede en meses. Sus comentarios críticos de los ataques estadounidenses parecen destinados a dar la impresión de que sus fuerzas son más eficaces en el combate a los extremistas islámicos.

"No es posible poner fin al terrorismo con ataques aéreos. Es esencial la presencia de tropas en tierra que conozcan el territorio y puedan reaccionar" en caso necesario, afirmó Assad. "Es por eso que no ha habido ningún resultado tangible en los dos meses de ataques encabezados por la coalición".

Se espera que la entrevista completa sea publicada el jueves.

Tanto las fuerzas de Assad como las de Estados Unidos han estado bombardeando blancos del grupo Estado Islámico en el norte de Siria, aunque funcionarios estadounidenses dicen que no suelen coordinarse con el gobierno sirio para realizar sus ataques.

Assad dijo que los bombardeos estadounidenses "desde luego que habrían ayudado si hubieran sido en serio y eficientes".

"Estamos librando las batallas terrestres contra Daesh (acrónimo árabe del EI), y no hemos notado cambios, en especial mientras Turquía proporciona apoyo directo a estas regiones", señaló.

Durante la guerra civil siria que comenzó hace casi cuatro años, Assad ha insistido en que ha estado combatiendo a extremistas islámicos de inspiración extranjera y a "terroristas", no a sirios que piden reformas y libertad. Los activistas dicen que más de 200.000 personas han muerto desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011.

Al preguntarle la revista si él teme sufrir un derrocamiento similar al del ex dictador iraquí Saddam Hussein o al de Moamar Gadafi en Libia, Assad respondió: "El capitán no piensa en la muerte, o la vida; piensa en salvar su barco. Si piensa en hundirse, todo el mundo morirá".