María Dueñas está lista para salir de su elemento

María Dueñas, quien ha dado vida a personajes femeninos entrañables como la costurera Sira Quiroga y la profesora Blanca Perea, está lista para salirse de su elemento en su próxima novela.

"El protagonista va a ser un hombre", reveló la autora de los éxitos literarios "El tiempo entre costuras" (2009) y "Misión olvido" (2012) en una entrevista reciente con The Associated Press en Nueva York, donde se encontraba de promoción.

Será "otra novela grande que no tiene nada que ver con las otras dos en temática pero que quizás tenga más que ver con 'El tiempo entre costuras' en el sentido de que es una historia lineal", añadió sin dar más detalles.

Dueñas (1964), cuya segunda novela "Misión olvido" llegó recientemente al continente americano, ha empezado a recibir nuevos elogios de la crítica en Estados Unidos, donde el título se ofrece también en inglés como "The Heart Has Its Reasons".

"La novela de Dueñas está brillantemente ejecutada, y se mueve con destreza entre décadas mientras revela verdades de historia y de humanidad", reseñó Publishers Weekly.

"Dueñas evoca la España de los años 30 a 50 con imágenes ricas en detalles, y su amplio entendimiento y aprecio por las humanidades es evidente", escribió por su parte Stephanie Turza para Booklist.

Ubicada en el mundo académico que la autora conoce bien como docente de la Universidad de Murcia, "Misión olvido" sigue a Blanca Perea, una profesora que se enfrenta al abandono de su marido por una mujer más joven refugiándose en un proyecto de investigación en la Universidad de Santa Cecilia en California, lo más lejos posible de su vida en Madrid. A través de la labor de la protagonista rescatando la memoria de un autor español fallecido décadas atrás, la novela entrelaza con destreza distintas épocas a ambos lados del Atlántico.

La idea surgió incluso antes de que Dueñas empezara a escribir "El tiempo entre costuras", la aclamada ópera prima con la que alcanzó un sitial importante en el mundo literario y que vendió más de un millón de ejemplares, se tradujo a más de 25 idiomas y fue llevada a la televisión como una serie.

"Estaba en California visitando las misiones franciscanas, todas las que conforman el Camino Real, y pensé qué historia tan interesante, cuánto del legado de la presencia de España hay aquí y qué poco lo reconocemos los españoles además. ¡Qué buen material para una novela! ¡Qué pena que nadie la haya escrito todavía!", relató. "Y entonces la siguiente pregunta fue, bueno, si nadie la ha escrito todavía, ¿por qué no la escribo yo?".

La doctora en filología inglesa, quien hasta que cumplió los 40 nunca había soñado con ser escritora, ya había comenzado el proceso de investigación cuando se le "cruzó" la historia de "El tiempo entre costuras", sobre una joven modista que abandona Madrid antes de la guerra civil española y se ve obligada a fundar un taller de alta costura en Tetuán, la capital del protectorado español en Marruecos en esa época.

"Yo creo que tuve la lucidez para darme cuenta de que tenía un legado en mis manos que se iba a escapar si no lo aprovechaba pronto", dijo Dueñas, cuya madre nació en Marruecos y cuyos abuelos vivieron allí durante casi 40 años. "Fui consciente de que esa historia que yo quería escribir, o mucho del material que yo necesitaba para esa historia, estaba en la memoria de una generación que iba a tardar muy poco en desaparecer. Mi madre murió el año pasado y desde que se publicó el libro, desde que yo lo empecé a escribir, muchas otras personas vinculadas a aquel mundo que fueron fuentes de información muy interesantes en su momento han desaparecido ya".

La autora dijo que el éxito de su primera novela se fue dando mientras ella seguía con sus clases en la universidad, sin tener idea ni contacto con el mundo editorial.

"Yo era como una alienígena que cayó por ahí", expresó con simpatía. "Tuvimos la buena suerte de que la acogida fue excelente por parte de los lectores. Se produjo el fenómeno del boca a oreja, que los mismos lectores se fueron contagiando, se fueron contagiando, hasta que ... adquirió unas proporciones inmensas para lo que yo pensaba".

Ya dedicada solo a las letras, retomó con "muchas ganas" su proyecto inicial, "aquella historia de las misiones todavía en mi mente y (que) yo quería que viera la luz".

"Llevaba ya tanto tiempo a rastras con 'El tiempo entre costuras' que tenía ganas de un proyecto nuevo, como de refrescar la mente, de no hablar más o de no tener la cabeza ocupada nada más con la modista, los patrones, el espionaje y todo eso", dijo.

¿Qué tanto se parece María Dueñas a Blanca Perea, la protagonista de "Misión olvido"?

"Aparentemente mucho y en el fondo poco", responde entre risas. Tenemos muchos puntos en común, que yo conscientemente quise que fuese así, como alguien muy cercano a mí. Tenemos la misma edad, la misma profesión, un mundo muy parecido en todos los sentidos, pero somos dos mujeres totalmente diferentes. Me ha sido muy cómodo poder meterme en su piel, (pero) ella podría ser alguien muy cercano a mí, compañera de la universidad o una íntima amiga mía ... Ha sido pues una estrategia como para tener un acercamiento muy afectivo al personaje".

¿Cree la autora en las segundas oportunidades?

"¡Absolutamente! Por eso le pongo a Blanca segundas oportunidades, a Blanca ... y a todos los personajes", dijo. "Yo creo que la vida a todos nos pone por delante pruebas difíciles y hay momentos duros y hay pérdidas y hay fracasos y hay dolor, pero también creo que hay oportunidades para la reconciliación, con uno mismo, con lo dejamos atrás o con las puertas que no quedaron del todo cerradas".

___

Sigal Ratner-Arias está en Twitter como https://twitter.com/sigalratner