Guerrilla y gobierno colombiano vuelven a la mesa

Representantes del gobierno colombiano y de las FARC anunciaron el miércoles que volverán a la mesa de conversaciones el 10 de diciembre y dieron por superada la crisis provocada luego de la captura y posterior liberación de un general.

El negociador oficial, Humberto de la Calle, y el comandante guerrillero Iván Márquez, nombre de guerra de Luciano Marín Arango, se presentaron ante los medios de prensa en esta capital para dar a conocer un comunicado que fue leído por funcionarios de Cuba y Noruega, los dos garantes del proceso de paz que se adelanta en la isla desde fines de 2012.

"Luego de analizar conjuntamente los hechos de las últimas semanas consideramos superada la crisis", expresó la declaración que dio cuenta de que las partes volverán al diálogo luego de haber atravesado uno de los momentos más tensos del proceso. El presidente Juan Manuel Santos había suspendido las conversaciones hasta tanto el militar fuese liberado.

El general Rubén Darío Alzate, junto a un suboficial y una abogada fueron entregados el domingo por las FARC al Comité Internacional de la Cruz Roja luego de permanecer varios días en manos de los rebeldes que lo capturaron vestido de civil y sin custodia.

No está claro aún qué estaba haciendo el oficial sin su esquema de seguridad en una región invadida por guerrilla, bandas criminales y narcotraficantes.

"Celebro que la mesa de La Habana se haya puesto de acuerdo para reanudar las conversaciones a partir del 10 de diciembre... Esto un paso importante en la creación de confianza y un mejor ambiente para avanzar más rápido, que es otro de nuestros propósitos, para finiquitar totalmente este conflicto armado y así ahorrarnos vidas y sufrimiento y tener, por fin después de 50 años, una paz en nuestro país", dijo Santos a periodistas en la casa de gobierno en Bogotá.

Las delegaciones acordaron establecer un mecanismo permanente a través de los países garantes "para facilitar la solución de eventuales crisis en el futuro", agregó la breve declaración de las partes.

De acuerdo con el comunicado las delegaciones se proponen "llegar a un acuerdo lo más pronto posible" en el tema del "desescalamiento del conflicto", principal punto del próximo ciclo.

Además informaron que el 16 de diciembre se celebrará en la capital cubana la quinta y última audiencia de víctimas del conflicto, el tema de la agenda que estaba en discusión en el momento en que se interrumpieron las conversaciones.

Hasta la fecha las partes llegaron a acuerdos parciales en tres puntos de una agenda previamente establecida de seis: el problema de la tierra, la participación política y el combate al narcotráfico. Actualmente debaten el resarcimiento de las víctimas.

Además de Cuba y Noruega, tanto Chile como Venezuela acompañan el proceso de paz.

------

El periodista de The Associated Press en Bogotá, César García, contribuyó en esta nota.