Los Angeles: Temor acosa familias de estatus mixto

El reciente anuncio del presidente Barack Obama no ha aplacado la duda y el miedo a la deportación de familias de estatus migratorio mixto que buscan en Los Angeles un plan de salud conforme a la ley de federal.

"Solo porque el presidente hizo su anuncio, que es maravilloso, no quiere decir que la gente ha dejado de tener miedo de dar su información", dijo el martes a The Associated Press Jacqueline Mejía, quien dirige un programa de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Angeles que informa a la gente sobre la confidencialidad de la información que ponen en la solicitud.

Obama emitió en noviembre una acción ejecutiva que suspende las deportaciones y otorga permisos de trabajo a unos cuatro millones de inmigrantes que viven en el país sin autorización legal. Hace dos años decretó una medida similar para beneficiar a jóvenes llamados dreamers, que fueron traídos al país de manera ilegal cuando eran niños.

El anuncio del plan, que entrará en vigor a partir de febrero de 2015, ocurrió días después del inicio del segundo período de inscripción a programas de salud bajo la ley federal de cobertura médica.

De acuerdo con la ley federal de seguro médico, los ciudadanos y residentes legales que no tengan un seguro médico deben de obtener uno a través de mercados de salud, como Covered California en el Estado Dorado. Quienes se queden sin seguro podrían ser multados.

La ley, sin embargo, no cubre a personas que viven en el país de manera ilegal. Esto crea temor en familias de estatus mixto, donde algunos de los integrantes podrían ser aptos para comprar seguro médico pero tienen temor de dar su información porque podrían poner en riesgo de deportación a sus familiares que viven en el país sin autorización.

"La gente sigue con temor porque todo sigue incierto. Creen que (los legisladores) podrían cambiar la ley o que esta no podría entrar en vigor, así que van a tener dudas hasta que vean quien va a ser apto (para el nuevo plan de Obama)", agregó. Mejía.

Este miedo es bastante palpable en California, donde el 30% de latinos encuestados por Covered California dice tener preocupaciones en torno al estatus migratorio de sus familiares, de acuerdo con Peter Lee, director ejecutivo de la entidad.

California inscribió a 3,4 millones de personas en algún tipo de cobertura médica durante la primera ronda, de los cuales 1,4 millones se inscribió a algún plan ofrecido por Covered California. De este último total, el 28% fue hispano, de acuerdo con Covered California.

Para ganar la confianza de los inmigrantes, Covered California está trabajando con más organizaciones asentadas en zonas latinas, como la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Angeles y la organización de multiservicios Pacífica Través, en la ciudad de Huntington Park, que ayuda a gente a encontrar y solicitar un plan de salud.

"El anuncio de Obama favorece a unos y no otros, entonces, hay que explicarle a la gente que esto no les va a afectar a todos", dijo Gervasio Pineda, representante de Pacifica Travel. "Estamos diciéndoles que la información que nos den no va a salir de los archivos de Covered California, que solo es para el seguro, que es seguro darnos su información y que no lo vamos a compartir con inmigración".

---

E.J. Támara está en Twitter como https://www.twitter.com/EJTamara