Visita de Obama a Ferguson, muy tarde: Activista

Una visita del presidente Barack Obama a Ferguson, Missouri, sería ahora "muy poco y demasiado tarde", declaró el martes una de las organizadoras de las protestas en esa ciudad y quien se reunió con el mandatario.

Ashley Yates, cofundadora del grupo Millenial Activistas United, con sede en Missouri, dijo que los dirigentes jóvenes que asistieron el lunes a la reunión en la Oficina Oval no pidieron al presidente que visitara Ferguson.

Obama había considerado ir a la ciudad desde el estallido de las protestas por la muerte en agosto de un joven negro desarmado a manos de un policía blanco.

"Lo que necesitamos que (Obama) haga ahora es que utilice el poder de su cargo, el poder de la oficina de más alto rango para que se promulguen algunos cambios verdaderos", dijo Yates en teleconferencia con los reporteros.

"Nosotros hemos emprendido en el terreno los cambios que nos son posibles en nuestra comunidad, pero necesitamos ver cambios de alto nivel. Son problemas del sistema y necesitamos soluciones del sistema. Necesitamos políticas. Necesitamos el apoyo de nuestro presidente negro, que él diga que éste es un problema racial y que está con nosotros. No necesitamos que venga ni ponga los pies en la ciudad. Debió hacerlo hace 100 días", agregó.

Yates, de 29 años y oriunda de St. Louis, contribuyó al surgimiento de Millennial Activists United después de la muerte de Michael Brown, de 18 años, y fue arrestada durante las protestas en Ferguson.

La Casa Blanca describió la reunión con Yates y otros siete activistas jóvenes de derechos civiles como parte importante de la jornada que Obama dedicó a responder a los acontecimientos en Ferguson.

Después, Obama dijo a la prensa que firmaría una orden ejecutiva para aumentar la transparencia en los programas federales con los que se suministra equipo de corte militar a la policía local.

Los detractores han puesto en tela de juicio por qué los policías que dispersaron las manifestaciones a causa de la muerte de Brown utilizaron armaduras y vehículos blindados.

Yates y otros activistas que participaron en la teleconferencia expresaron su apoyo a la orden ejecutiva de Obama pero quieren que el presidente haga más para disminuir los programas de militarización de la policía.

La Casa Blanca dijo que esos programas los creó el Congreso y han sido de utilidad en otras situaciones, aunque es necesario que tengan mayor supervisión.

___

Nedra Pickler está en Twitter como https://twitter.com/nedrapickler