Deflación asoma como plaga europea

La palabra que empieza con D está acorralando al Banco Central Europeo.

Pero no es la deuda --el principal problema económico de Europa en los últimos años-- lo que está impulsando los rumores de que el BCE está poniendo en marcha la impresora de billetes para ayudar a la economía.

Es la deflación.

A primera vista, una caída sostenida de los precios parece algo bueno: obtener mercancía a menor precio alegra el corazón de cualquier consumidor.

El problema es cuando los precios caen constantemente durante un período prolongado, en oposición a una caída temporaria, que puede impulsar la actividad económica. Por ejemplo, la brusca caída de los precios del petróleo podría impulsar el crecimiento.

La deflación a largo plazo desalienta el gasto y es difícil de revertir porque requiere modificar las expectativas de la gente. Puede conducir a años de estancamiento económico, como en Japón en las últimas dos décadas, o algo más pernicioso aun como la Gran Depresión de los años 30.

Fue para evitar una nueva gran depresión que la Reserva Federal estadounidense respondió de manera agresiva a la crisis financiera de 2008 y la consiguiente recesión.

El ex presidente de la Fed, Ben Bernanke, dedicó buena parte de su carrera académica a estudiar la deflación, y en un importante discurso en 2002, antes de tomar el timón, presentó una estrategia para enfrentar ese peligro si volvía a presentarse. Muchas de sus recetas fueron aplicadas durante la crisis financiera: la reducción de las tasas de interés casi a cero y la inyección de dinero en la economía mediante la compra sistemática de bonos por el gobierno.

El BCE se ha negado a esto último --la compra de bonos en gran escala_, pero a medida que crece el riesgo de la deflación en los 18 países de la eurozona, empieza a estudiar esa posibilidad.

"La deflación sostenida puede ser altamente destructiva en una economía moderna y hay que resistirla con energía", dijo Bernanke en su discurso. "En materia de deflación, más vale prevenir que curar".