Santos da por concluido episodio del general

El presidente Juan Manuel Santos dijo el martes que el general recién liberado por las FARC se equivocó al violar todos los protocolos al ir a una región minada por guerrilla, bandas criminales y narcotraficantes sin un esquema de seguridad y dio por finalizado el episodio que puso en jaque el proceso de paz entre los rebeldes y su gobierno.

El incidente de las últimas dos semanas "termina con la salida del general, es un capítulo que ya se cierra", aseguró el gobernante en una entrevista con la cadena radial RCN.

En su concepto "es loable y respetable" que el general del ejército Rubén Darío Alzate pidiera su baja después de la retención y, según dijo, saldrá con los honores propios del cargo.

La retención del general llevó a que el jefe de Estado suspendiera el proceso de paz que desde fines de 2012 su gobierno adelanta en Cuba con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

"No creo que el caso del general haya dejado gravemente herida la mesa de negociaciones", enfatizó el gobernante.

Pese a que Santos había anunciado que apenas Alzate fuera liberado reanudaría las conversaciones, las FARC advirtieron que no es el gobierno el que pone las condiciones en la mesa de La Habana.

El comandante del ejército, general Jaime Lasprilla, afirmó el martes que el militar no fue presionado para dimitir.

"Sabemos perfectamente que lo que el general nos dijo fue lo que pasó, yo mismo fui el primero en interrogar a los testigos del secuestro y las versiones coinciden" con la explicación que entregó el Alzate, explicó Lasprilla a Caracol Radio.

El general, de 55 años, fue capturado por las FARC junto al cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego cuando desembarcaron en el caserío de Las Mercedes, a la orilla del río Atrato, en el departamento de Chocó, a unos 310 kilómetros al oeste de Bogotá.

El general dijo que intentaba realizar labores sociales en la región, pero no dio detalles sobre qué andaba haciendo específicamente.

Santos comentó que "este general ha tenido una carrera muy brillante, ha sido un oficial serio (y) yo no tengo por qué no creerle".

Legisladores han pedido que Alzate dé explicaciones al Congreso sobre su presencia en la zona.

El general y sus dos acompañantes fueron recibidos el domingo por el Comité Internacional de la Cruz Roja en una entrega coordinada por el jefe rebelde Pastor Alape, quien viajó desde La Habana a Colombia.

La cadena venezolana Telesur difundió una fotografía en la que el militar aparece abrazado con Alape. El general aseguró que fue "obligado a hacer parte de un show mediático que (los rebeldes) realizaron con fotos y videos".

Alzate es un militar que durante más de 33 años sirvió en tareas de contrainsurgencia. En enero fue nombrado por Santos comandante del recién creado grupo Titán del ejército para luchar contra la guerrilla en Chocó.