NFL: anuncian comisión sobre violencia doméstica

Un día antes de una audiencia del Senado a la que no asistirá, el líder de la Asociación de Jugadores de la NFL informó que ese sindicato establecerá una comisión de ocho miembros para emitir recomendaciones sobre el problema de la violencia doméstica.

En una carta enviada el lunes al senador demócrata Jay Rockefeller, quien preside la Comisión de Comercio del Senado, el director sindical Demaurice Smith escribió que, "cuando estos problemas se dejan sólo en manos de la NFL, el proceso se maneja inadecuadamente, y con frecuencia el resultado final no se ha sostenido tras una revisión externa".

La comisión encabezada por Rockefeller realizará el martes una sesión sobre violencia doméstica en el deporte profesional, con la participación de representantes de la NFL, NBA, NHL y las Grandes Ligas de béisbol. Comparecerían dirigentes de los sindicatos de esas ligas.

Smith dijo a Rockefeller que "un viaje al extranjero, previsto desde hace tiempo", le impediría participar en la audiencia.

La violencia doméstica se ha convertido en uno de los temas principales en el ámbito deportivo en los últimos meses, en particular a raíz del caso de Ray Rice, ex corredor de los Ravens de Baltimore.

El jugador derribó de un puñetazo a su entonces prometida y actual esposa, en el ascensor de un casino. Originalmente, el comisionado de la NFL Roger Goodell le impuso una suspensión de dos partidos.

Luego de que se divulgó el video de la agresión, la suspensión se volvió indefinida. A la postre, ese segundo castigo fue revocado por un árbitro que atendió la apelación de Rice.

En la NBA, Jeffrey Taylor fue suspendido 24 partidos sin goce de sueldo en noviembre. El alero de los Hornets de Charlotte se declaró culpable de un cargo menor de violencia doméstica y destrucción de propiedad privada en un hotel.

La semana pasada, Smith se reunió con Goodell para abordar la política de la liga sobre conducta personal.

"Hemos intentado también involucrarnos con la NFL en negociaciones formales para mejorar las políticas de conducta y los procesos por los cuales éstas se administran", escribió Smith en su carta a Rockefeller. "Proporcionamos a la NFL una propuesta justa hace más de tres semanas, y pese a que recibimos la respuesta apenas ayer, la NFL se ha negado a comprometerse en negociaciones sobre un acuerdo colectivo".

A juicio de Smith, sólo "un sistema negociado conjuntamente representa un camino para garantizar que la estrategia del fútbol americano profesional en torno del asunto de la violencia doméstica tenga credibilidad y efectividad".