California se prepara para tormenta del Pacífico

Una tormenta del Pacífico, impulsada por una onda de humedad subtropical, se dirigía a California el lunes, desatando alertas de lluvia que podría llevar a deslaves a pesar de traer la nieve que necesita el estado afectado por la sequía.

Se esperaba que comenzara a llover el martes, aunque el momento de las precipitaciones más fuertes era variable, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología.

Se emitieron alertas para una gran parte de la Sierra Nevada, donde la mayoría del suministro de agua del estado se conserva como nieve. Se esperaban importantes acumulaciones pero no suficientes para terminar la sequía.

Todo alivio que las precipitaciones benéficas podrían traer se vio eclipsado por la amenaza de escombros arrastrados por la corriente en muchas de las zonas en California donde los incendios forestales han acabado con la vegetación que mantiene firme el suelo.

El domingo una tormenta ligera fue suficiente para bloquear la autopista Pacific Coast al oeste de Malibú con una ola de lodo de una sección de las escarpadas Montañas de Santa Monica, afectadas por un incendio de 11.400 hectáreas (44 millas cuadradas) el año pasado.

"El terreno está muy flojo aquí. Cando llueve se viene abajo", dijo el automovilista Joshua Nelson a la televisora KCAL-TV.

Los residentes colocaban bolsas de arena para proteger sus propiedades en las ciudades sobre las colinas en el noreste de Los Ángeles, donde algunas comunidades debajo de montañas escarpadas viven rodeadas de barreras de concreto en las calles para evitar que los escombros lleguen a sus casas.

Las tormentas consecutivas están ayudando a que algunas ciudades en el noroeste de California lleguen a sus cantidades de lluvia anual normales, o incluso más, pero las reservas de nieve en la Sierra que proporcionan gran parte del agua del estado siguen siendo menores a lo esperado luego de tres años de sequía intensa.