Brasil: Autopsia de ex presidente no prueba crimen

La ministra de derechos humanos Ideli Salvatti dijo el lunes que el análisis de los restos exhumados no presentó evidencias de que el expresidente Joao Goulart haya sido envenenado, como su familia sospecha, pero que tampoco fue posible comprobar que murió de un ataque al corazón, que fue la causa oficial de su muerte en 1976.

Goulart fue derrocado en 1964 por un golpe que instaló el régimen militar que gobernó el país durante 21 años. Fue al exilio en la Argentina, donde murió en la ciudad de Mercedes, en diciembre de 1976. Su cuerpo fue trasladado de vuelta a Brasil y fue enterrado con miembros de su familia.

En ese entonces, se dio a conocer que el ex presidente murió de un ataque al corazón, pero nunca se realizó una autopsia en Argentina o en Brasil.

Las sospechas surgieron en 2008 luego de que un ex funcionario de inteligencia uruguayo preso en Brasil le dijera al diario Folha de S. Paulo que Goulart había sido envenenado por agentes de la Operación Cóndor, bajo la cual las dictaduras militares de buena parte de Sudamérica cooperaban entre sí en los 70s y 80s para desaparecer a ciudadanos de otros países.

El agente uruguayo dijo al periódico que sus medicamentos habían sido mezclados con pastillas envenenadas que causaron el ataque al corazón.

El cuerpo de Goulart fue exhumado en 2013 después de que un tribunal federal lo autorizara. El análisis se llevó a cabo en laboratorios de Brasil, España y Argentina, informó la oficina de Salvatti en un comunicado.

Aunque no arrojara una conclusión, Salvatti dijo que haber hecho la autopsia es un logro.

"Independientemente de los resultados, hoy avanzamos en el fortalecimiento de la democracia", dijo Salvatti en una declaración enviada. "Una dictadura puede ordenar un asesinato por motivos políticos, pero sólo en una democracia se puede investigar el motivo político de un asesinato".

La ministra se comprometió a continuar con la investigación. El comunicado también agrega que el hijo de Goulart dijo que la familia estaba preparada para que el resultado no concluyera algo definitivo, pero están exigiendo que el gobierno entreviste a agentes extranjeros que apoyaron a la dictadura de Brasil.

Goulart fue vicepresidente durante los gobiernos de Juscelino Kubitschek y Janio Quadros. En 1961, Quadros renunció y Goulart asumió la presidencia.